Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Liga Endesa ACB
  • Clasificación Eurocopa
  • Masters 1000 Shanghai
Fórmula 1
1 1:27.064

S. Vettel

Ferrari

2 a 1:27.253

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 1:27.293

V. Bottas

Mercedes

7 a 1:28.304

C. Sainz Jr.

Mclaren

1

V. Bottas

Mercedes

2 a 11.376

S. Vettel

Ferrari

3 a 11.786

L. Hamilton

Mercedes

5 a 1:9.081

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Gran Canaria CAN

80

BC Andorra AND

67

FINALIZADO
Retabet Bilbao BLB

79

Baskonia BAS

75

FINALIZADO
Estudiantes EST

87

Manresa MAN

79

Israel bombardea el estadio nacional de Palestina

Palestina

Israel bombardea el estadio nacional de Palestina

Los daños son más graves que los de 2006. Entonces la FIFA ayudó a reconstruirlo. Ahora, una bomba ha reducido a escombros una tribuna.

El ejercito israelí ha destruido parte del estadio nacional de Palestina en Rafah durante su incursión en la franja de Gaza. Lo mismo sucedió en 2006 y en aquella ocasión la FIFA aportó los fondos necesarios para su reconstrucción. En la instalación juegan sus encuentros las selecciones masculina y femenina de fútbol. Un joven israelí que trabaja para el Comité contra la demolición de casas en Palestina ha revelado los efectos del bombardeo.

El 1 de abril de 2006, una contraofensiva israelí causó daños que afectaron fundamentalmente al terreno de juego, donde una bomba abrió un aparatoso cráter en el centro del campo. En aquella ocasión, Blatter dijo: "Es nuestra obligación garantizar a los jóvenes la esperanza y la posibilidad de divertirse en esa escuela de vida que es el fútbol". Esta vez, las bombas han sido más certeras. Una de ellas alcanzó de pleno a una de las tribunas, reducida casi a escombros.

Palestina jugó su primer partido en territorio propio el pasado 27 de octubre en el estadio Al-Husseini de Al-Ram, en Ramala. Antes, siempre había tenido que actuar como local en países amigos como Egipto o Qatar. Aquel sueño de Palestina, llevado al cine por la superpremiada película 'Goal Dreams', está condenado a no hacerse realidad.