La plantilla del Marbella se concentra en el ayuntamiento para pedir el pago de la deuda

segunda b | actualidad

La plantilla del Marbella se concentra en el ayuntamiento para pedir el pago de la deuda

La plantilla de la Unión Deportiva Marbella -equipo del Grupo IV de la Segunda División B- y un centenar de aficionados se han concentrado hoy ante el ayuntamiento marbellí, para exigir que el gobierno local pague el casi medio millón de euros que, según el club, le adeuda.

Los jugadores, que llevan casi cuatro meses sin cobrar, han hecho una "sentada" en el acceso a la Casa Consistorial, y uno de sus capitanes, el portero Alejandro Ávila, ha anunciado que si no hay avances en las gestiones para salvar el club, mañana pedirán la baja, con lo que la entidad se verá abocada a la desaparición.

El delegado de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Málaga, Antonio Souvirón, asistirá mañana a una reunión a la que también han sido convocados la alcaldesa, Ángeles Muñoz (PP); la directiva del club, los capitanes de la plantilla, el técnico y representantes del empresario Antonio Serrano, ex presidente del extinto At.de Marbella, que asegura hablar en nombre de un grupo inversor británico interesado en hacerse con la entidad.

A principios de la pasada temporada, el presidente del Marbella, Antonio Pérez, delegó funciones en dos directivos, el argentino Alfredo Guerisoli y el inglés Ian Radford, que no han encontrado las vías de financiación alternativa que prometieron y han acabado por dejar de lado la dirección de la entidad.

El club debe a la plantilla y al cuerpo técnico que dirige el segoviano José Luis Montes, tres meses y medio de nómina, pero su presidente reclama al ayuntamiento el pago de 450.000 euros acordados en el convenio suscrito por el anterior concejal de Deportes, Tomás Reñones (GIL), que el actual equipo de Gobierno considera nulo.

Los jugadores, que han dejado los entrenamientos sopesan la posibilidad de no jugar el próximo partido, el domingo, ante la Balompédica Linense.