Temas del día

"Me siento madridista y creo que seguiré aquí"

Cannavaro

"Me siento madridista y creo que seguiré aquí"

"Me siento madridista y creo que seguiré aquí"

reportaje gráfico: jesús aguilera

Lleva tres años en el Madrid, pero manda como si fueran diez. El italiano pasa revista: el cambio de entrenador, el estado del vestuario, los refuerzos y su renovación.

¿El cambio de entrenador ha sido bueno para el Madrid?

Vamos a ver. El tiempo lo dirá. Juande tiene que aprovechar el trabajo que haga durante estos seis meses para continuar siendo entrenador del Madrid y nosotros tenemos que ayudarle.

¿Qué diferencias ha ido viendo entre el Madrid de Juande Ramos y el que entrenaba Schuster?

Es temprano para responder a esta pregunta. Schuster hizo el año pasado una temporada fenomenal. El equipo jugó muy bien, consiguió el récord de goles y ganamos en todos los campos, dentro y fuera Seguro que el trabajo de Schuster ha sido muy bueno. Lo que tengo claro es que cuando un club echa a un entrenador es una derrota para toda la plantilla, fundamentalmente porque significa que hemos fallado en algo y ahora tenemos que trabajar el doble para recuperar lo fallado. Tenemos otro entrenador, que ha cambiado el sistema y que ya no juega con tres en el medio y una sola banda. Ahora jugamos con un 4-4-2. Nos pide trabajo, lo mismo que hacía Schuster, pero seguro que con este sistema nuevo es más fácil porque tenemos otro hombre en la banda que antes quedaba vacía.

¿Cómo me explica que desde que llegó Juande se ve a los jugadores más enchufados dentro del campo?

Cuando hay un cambio en el banquillo siempre pasa esto y lo que hay que ver es cuánto nos dura el efecto. Yo no sé si antes estábamos más flojos o menos enchufados, pero un equipo tiene que entrenarse como estamos haciendo ahora. Antes también se entrenaba bien. Nadie puede decir que con Schuster esta plantilla no se entrenaba bien. El equipo ha tenido la mala suerte de que hemos acumulado muchos lesionados y no es culpa de Valter. Hemos sufrido golpes, dos lesionados en la rodilla y eso no es culpa de Schuster.

¿Qué ha traído de nuevo Juande al vestuario?

Cuando uno cambia de entrenador todo parece distinto, todo es raro. Juande ha impuesto pequeñas reglas. Antes éramos más libres, pero un profesional se debe autoimponer unas normas.

¿Qué reglas les ha impuesto el nuevo entrenador?

Con Schuster también teníamos reglas. Yo soy un profesional y sé que tengo que llegar al entrenamiento media hora o una hora antes. Con Schuster pasaba que alguno llegaba sólo veinte minutos antes de que empezara el entrenamiento. Son pequeños detalles que ahora no se producen. Ahora todos salimos cinco minutos antes del entrenamiento, llegamos todos con media hora de antelación como mínimo El tiempo también es el que dirá si esta plantilla necesita un técnico que deba ser duro y exigente.

Además del partido del Zenit, Juande les ha dirigido en dos encuentros de Liga. ¿Lo del Camp Nou fue una guerra deportiva?

Sí, un poquito sí. Fue un partido muy difícil porque llegamos al clásico habiendo cambiado de entrenador y con muchos lesionados. El Madrid demostró en el Camp Nou que somos fuertes, que la plantilla está unida y que sólo un poquito de mala suerte y tener algún lesionado nos está complicando la vida.

¿Usted se fue satisfecho del Camp Nou?

Yo, cuando no gano, nunca me voy satisfecho. Trabajamos aquel partido fenomenal, el Madrid se mostró muy humilde, sabiendo que tenía que controlar el partido, que iba a tener dos o tres oportunidades y la pena fue salir del Camp Nou sin puntos por lo mucho que trabajamos.

¿El Madrid jugó el clásico como un equipo pequeño?

No, yo creo que los equipos grandes saben que en ocasiones deben ser conscientes de la fuerza que tienen. Nosotros sabemos que ahora falta gente con mucha calidad y que tenemos que jugar como un equipo humilde, no como un equipo pequeño. Un equipo pequeño no tiene la calidad que tenemos nosotros.

En Barcelona se rieron cuando Salgado dijo que el Madrid podía luchar por la Liga.

En el vestuario sabemos que hasta el último día tenemos que luchar por la camiseta que llevamos y por algunas cosas que he visto, como que la gente en Barcelona ya estaba haciendo la fiesta por la Liga. Eso no es normal.

¿Cuando escuchó aquello de "Madrid, cab, saluda al campeón", qué pensó?

Que ya han olvidado que en los dos últimos años el Madrid ha ganado la Liga. Para nosotros es mejor que en Barcelona ya se celebre el título. Vamos a ver lo que pasa. Seguro que este Madrid, sin lesionados, va hacia arriba. Mi primera temporada aquí fue rarísima y luego ganamos la Liga. Depende sólo de nosotros. Creo que va a estar muy apretada y esas son las Ligas que saben mucho mejor si las ganas.

Me reconocerá que cuando Iker paró el penalti de Etoo y usted le felicitó pensó que no perdían el partido

Seguro. Pensé que íbamos a luchar hasta el final, pero en partidos así fallas en una pequeña cosa y pierdes. Nosotros fallamos en aquel córner y fue gol.

¿El del Camp Nou fue su mejor partido del año?

No sé. Entonces sigo siendo bueno ¿no? (risas). Me encontré muy bien, pero dependo de mis compañeros y si ellos juegan bien yo puedo jugar bien. No soy como Maradona, que si jugaba bien no necesitaba de nadie para ganar.

¿El equipo se ha conjurado para remontar?

Sí. Lo vimos en Barcelona. Si no fuéramos un equipo fuerte no hubiéramos hecho ese partido. Perdimos en Barcelona, pero la afición vio a 15 jugadores luchando, peleando a tope y luego se puede ganar o no.

¿Qué dijeron al final de ese partido en el vestuario?

Que era una pena no salir con algún punto porque lo habíamos hecho muy bien y tuvimos las oportunidades más claras. Y también que había que olvidar ya ese partido y pensar en el Valencia.

Ese encuentro lo ganaron, pero con sufrimiento.

Es que el Valencia es un equipo muy difícil. Fue un partido complicado, pero con la ayuda del Bernabéu sacamos un resultado positivo. Yo escucho a los aficionados y la gente también sabe que está siendo un año raro. No es normal jugar sin Pepe, Heinze, Van Nistelrooy, Robben, Marcelo, Ramos Son muchas bajas.

El Valencia vino picado por la derrota en la Supercopa

Sí, ya lo sabíamos, pero poniendo en una balanza quién tenía más hambre había que ver que nosotros veníamos de tres derrotas. El Valencia no estaba peor que nosotros. Fue un partido de lucha, duro y que afrontamos con mucha rabia porque sabíamos que eran más que tres puntos.

¿Temían que el Bernabéu no les recibiera bien después de la derrota en el Camp Nou?

No, porque la gente sabe que la plantilla lucha mucho. Todos somos conscientes de que el Madrid tiene que ganar y jugar bien, pero cuando una plantilla sabe que no está en condiciones de hacer eso Yo no puedo pedir a mi hijo que conduzca el coche porque no puede. Ahora la afición nos tiene que apoyar para que vuelva la unión de la Liga que ganamos con Capello. Para nosotros es muy importante.

Su contrato acaba en 2009. ¿Qué pasa con su renovación?

Últimamente no ha sido un periodo bueno para hablar de esto. Cada uno tiene que saber que primero es el equipo y luego lo personal. Cuando llegue enero hablaremos con el Madrid con más intensidad. No tengo prisa en este asunto porque sé que el club y los compañeros me quieren.

¿Sus sensaciones a día de hoy son que va a continuar en el Real Madrid?

Creo que sí, pero está claro que en el fútbol puede pasar de todo. Del Real Madrid, por ejemplo, ha salido Roberto Carlos, que jugó aquí durante once años

El otro día salió publicado en 'Il Corriere dello Sport' que el Milán le quiere a usted para ya mismo...

Yo no he leído nada de eso. Ahora me dedico a disfrutar de las vacaciones con mi familia y tengo una cosa clara: sólo pienso en el Madrid y me siento madridista. Lo primero que voy a hacer es hablar con el Madrid porque ya he dicho muchas veces que quedarme aquí es mi primera opción. Ahora no quiero hablar del Milán ni de ningún otro club.

El Madrid se está reforzando para la segunda parte de la temporada. El primero en llegar fue Huntelaar. ¿Cómo ve al holandés?

(Pone gesto pensativo y contesta después de una breve pausa). Huntelaar tiene 25 años, habla poco, tiene mucha ilusión y bastantes ganas. De momento le he visto poco porque a mí no me gusta demasiado seguir los partidos por la tele. He hablado con Wes (Sneijder) y me ha dicho que es un delantero muy fuerte, que difícilmente falla dentro del área y seguro que aquí lo hará muy bien.

¿Y qué conoce de Lassana Diarra?

Sólo que tiene el mismo apellido que Mahamadou, que es más guapo que Mahamadou y que espero que sea más simpático que Mahamadou... (risas). No, es broma. Considero a Mahamadou como mi hermano. Le estamos echando mucho en falta en el vestuario.

Pero para el equipo es bueno cubrir su baja para tantos meses

Claro. Para meterse en la final de la Champions y llegar al final de la Liga con posibilidades de ganarla necesitamos más gente. Ahora mismo somos quince y el club sabe esto y está fichando. Esto no significa que la gente que esté aquí sea mala, sino que es para completar esta plantilla, que es muy buena.

¿Y cree que con los refuerzos que lleguen y con los jugadores que se recuperen de las lesiones van a tener suficiente para eliminar al Liverpool?

Este Madrid no le tiene miedo a ningún equipo. Que a nadie se le olvide que vamos a por la Champions. Va a ser un enfrentamiento muy bonito porque nos vamos a medir a un rival muy fuerte y uno de los mejores equipos de Europa. Anfield es un campo espectacular para jugar al fútbol. Yo tengo buen recuerdo de ese campo porque hace tres años marqué allí un gol con la Juventus, aunque perdimos 2-1.