"Los que están justo por detrás son más rivales que el Madrid"

Gudjohnsen

"Los que están justo por detrás son más rivales que el Madrid"

"Los que están justo por detrás son más rivales que el Madrid"

Habla poco y con alguna dificultad en español, pero se expresa con claridad. Ayer no fue la excepción.

El Real Madrid saltó al Camp Nou con la aparente consigna de frenar a Messi, al que más faltas hicieron al principio. ¿Hay preocupación por cuidar las piernas de Leo?

Yo creo que ese trabajo es para los árbitros, que no sólo están ahí para arbitrar los partidos, sino también para proteger a los jugadores. Contra el Madrid vimos un ejemplo de lo que no debe pasar y cómo deberían actuar, con Messi y con todos los jugadores.

¿Se suman a quienes piden más protección para los talentosos?

Claro, porque hay que evitar que haya que cambiar a Messi al cuarto de hora de partido.

Gozó usted de la titularidad en un clásico por primera vez desde que llegó al Barça. ¿Está en su mejor momento en el equipo?

Estoy teniendo las oportunidades que quizás me faltaron en las temporadas anteriores, muchas veces por culpa de las lesiones.

¿Esperaba un rival más ambicioso? ¿Le sorprendió el papel humilde del Madrid?

No fue un partido fácil de ganar. Ellos jugaron un poquito defensivo, cerraron bien los espacios y nos pusieron las cosas complicadas.

El Real Madrid ya está a 12 puntos del Barça. ¿Se le puede descartar de la lucha por el título?

Por historia, el Madrid es el rival número uno, pero en estos momentos los que están justo detrás nuestro (Sevilla, Valencia y Villarreal) son más rivales nuestros.

Pese a la diferencia con respecto a esos perseguidores, en el vestuario nadie quiere hablar con confianza. ¿Se trata de una consigna del entrenador?

Se trata de sentido común, porque en diciembre no se gana nada. Hasta que no tengamos la copa en las manos no seremos campeones. El mayor rival que tenemos ahora somos nosotros mismos si nos relajamos. Nuestro rendimiento hasta el momento ha sido mejor del que todos esperábamos, pero no hablamos del futuro, sino sólo del rival de la próxima semana. Ahora estamos muy bien, pero no podemos relajarnos. Hay que ir a Villarreal a por los tres puntos. Si pensamos que somos campeones ya tendremos más presión. Y no hay que olvidar que aún queda media Liga por disputar.