Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

El Atleti gana y deja atrás al Madrid

LIGA BBVA | ATLÉTICO DE MADRID - BETIS

El Atleti gana y deja atrás al Madrid

El Atleti gana y deja atrás al Madrid

REUTERS

Los de Javier Aguirre superan en la tabla a los de Juande y se meten de lleno en la lucha por entrar en un puesto de Liga de Campeones gracias a los tantos de Maxi Rodríguez y del 'Kun' Agüero.

Tras dos meses sin perder, el Atlético de Madrid ha dado un salto sustancial en la clasificación al ganar por 2-0 al Betis y refuerza su moral gracias al buen juego desplegado en el Vicente Calderón. Agüero deleitó y marcó, Maxi volvió a tirar de su equipo y a abrir la lata, Maniche fue el dueño del partido y la defensa dejó la puerta a cero. Por su parte, el Betis se vio desbordado por el juego de los locales y desaprovechó los descuidos del Atleti, que fue generoso con el espectáculo y no sentenció hasta el final del duelo.

El Atlético de Madrid retó al frío reinante en el Vicente Calderón imprimiendo un intenso ritmo al partido. Agüero pronto desperezó a los aficionados con un gambeteo dentro del área que terminó con un fuerte tiro de Maxi Rodriguez llegando desde segunda línea al que respondió con solvencia Casto. Corría el minuto 3 de encuentro. Después del tango de Agüero dentro del área, Forlán y Simao avisaron un par de veces, ante un Betis que se limitaba a contemplar el arranque local.

Nuno Ricardo Oliveira 'Maniche' mandó en el centro del campo, ordenó a los suyos y pronto decantó a su favor el duelo personal con Mehmet Aurelio. El 18 del Atleti fue quien diseñó el primer gol de los de Aguirre. Aprovechó el lento achique de la defensa bética para meter un balón a media altura y por detrás de la zaga al más listo de la clase, Maxi Rogríguez. El argentino, mano a mano con Casto, lanzó al primer palo, no falló y el "vamos" que salió de su aliento humeante fue como una manta eléctrica para los valientes colchoneros que observaban desde la grada el buen juego de su equipo.

Si en el primer tanto Maxi Rodriguez parece estar en posición legal, no corrió la misma suerte el Kun Agüero, que en el minuto 33 marcó después de una gran jugada colectiva (Forlán y Maxi), pero el colegiado Pérez Lasa acertó al anularlo. El error arbitral sí llegó en una jugada posterior en la que de nuevo fue protagonista el 'orsay'. Simao habilitó a Maniche con un pase interior y el colegiado paró la jugada, aunque el portugués ya había estrellado el balón en Casto.

El Betis fue incapaz de parar el vendaval rojiblanco. Aurelio, acostumbrado a ser el jefe del centro del campo, echó de menos un apoyo en la contención, pues la brega y el trabajo sucio no son los cometidos de Capi y Damiá, más dedicados a la creación. Aún así, cuando el reloj marcaba el minuto 41, el Betis pudo empatar en una jugada nacida en la parte izquierda, pero un doble fallo, primero de Juanito y después de Sergio García evitaron el 1-1.

Antes del susto, los de casa se habían lamentado de no marcar el 2-0 en más de una ocasión. Agüero encontró un filón en el extremo izquierdo, en el que nunca estaba su supuesto guardián (Nelson) y, entrando a pierna cambiada, el argentino destrozó a Damiá, castigado a tapar el agujero de lateral. Pero ni Maxi ni Maniche ni Forlán agradecieron la generosidad del yerno de Maradona y dieron por bueno el 1-0 en la primera mitad. Sobre todo el propio Maxi, que en el descuento vivió un 'deja vu' al encontrarse en la misma situación del gol, pero esta vez las manos de Casto sí fueron firmes.

Jugando con fuego

'Quien perdona la paga'. Éste fue el comentario general que paseó por la mente de los atléticos al comienzo de la segunda parte, en la que el Atleti volvió a salir con todo. Juanito y Arzu se transformaron en una pared en la que se estrellaban los disparos de Maxi, que ya había cumplido; de Forlán, que no encontró su sitio en todo el partido; de Simao, que se unió a la fiesta y de Maniche, que estaba en todas.

En el 8 de la segunda parte, Assunçao quiso dar suspense a la película. Fue positivo que fallara en el primer despeje porque en el segundo a punto estuvo de colar la pelota en la puerta de Leo Franco. El meta local, que aún no había aparecido en escena, acompañó con la mirada cómo se perdía la pelota por línea de fondo y suspiró aliviado.

Fue el mismo Asssunçao quien se cruzó para quitar de las botas de Damiá el gol del empate en el 60'. Capi habilitó en banda izquierda a Juanma que aprovechó la autopista y se plantó ante Leo Franco. El rechace del meta fue prolongado por el medio centro del Atleti cuando el jugador bético ya estaba al acecho.

Chaparro dio un giro de tuerca a su equipo y, visto lo visto, quitó a Nelson, que estaba más en campo rival que propio, dando entrada a un atacante nato, Xisco, que volvía tras tres meses lesionados. Juanma pasó a la banda derecha y Damiá bajó al lateral. Segundos después se invirtieron los papeles en la acción del gol aunque con distinto desenlace: Emaná se metió en el papel de Maniche, Sergio en el de Maxi, pero Leo se saltó el guión interpretado por Casto y paró el disparo del catalán.

Si en la primera parte el gendarme del centro del campo fue Maniche, en la segunda el portugués acusó el paso de los minutos y Capi resurgió en el encuentro. Javier Aguirre se percató de la superioridad bética en el centro y rápido de reflejos dio paso a Raúl García. El español sustituyó al irregular Assunçao para dar más aplome y pausa al equipo.

Y cuando los pitos de la impaciencia empezaban a silbar en el Calderón, el 'Kun' Agüero decidió iniciar una de sus melodías marcando el gol de la sentencia y contagiando al público que se sumó al festejo con cánticos de 'Agüero, Agüero'. El genial argentino cortó los mejores minutos del Betis al aprovechar una contra dibujada por Simao, continuada por Forlán y materializada por el 'Kun'.

Un final de obra que otorga a los atléticos el placer inmaterial de verse por encima del Real Madrid en la tabla y el premio tangible de ponerse quinto en la tabla de clasificación, a un paso de los puestos de Champions.