Schuster sufre las críticas más duras desde su llegada

Schuster sufre las críticas más duras desde su llegada

El Madrid puntúa, pero decepciona

El empate del Madrid en Almería ha puesto a Schuster en la picota de la crítica. "El Madrid se parte por el medio" (El País); "Schuster recupera el fútbol de Capello" (La Razón); "El Madrid pagó su suficiencia y desorden" (El Mundo); "El Madrid no tuvo voluntad de triunfo" (ABC); "El Madrid se vuelve cuartelero" (Marca).

Un repertorio de calificativos negativos poblaban ayer las crónicas del partido, mientras el técnico cargaba la culpa del empate en algo simple e impropio del Madrid: "No aprovechamos el contragolpe".

Hace sólo una semana el Barça endosó un 5-0 al Almería sin paliativos, y esa comparación va a perseguir al Madrid y a Schuster toda la temporada por razones de calendario. Los blancos están arriba en la tabla, pero el juego es cada día más decepcionante, falto de identidad y vistosidad.

Prácticamente todas las acusaciones contra Schuster se refieren a su apuesta por el doble pivote defensivo (Diarra-Gago) y al desorden de la media y el ataque. Mañana llega la Juve y el test del Bernabéu será exigente con el técnico. Su crédito está en entredicho y la Champions es una ocasión para recuperarlo.

Acusaciones

Ramos. Está perdido y Schuster no le recupera. Falló mucho y pifió en el gol al dar un voleón en lugar de cederla a Casillas (imagen).

Defensivo. Minuto 52. Esta era la imagen del Madrid: nueve atrás, incapaz de imponerse con toque y entereza a un Almería.

Diarra manejó el balón en Almería (dio 20 pases mal). Sneijder no asumió ese papel, que no es el suyo. El equipo estaba roto.