Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
Euroliga
FINALIZADO
Alba Berlin ALB

92

Estrella Roja RED

80

FINALIZADO
Zalgiris ZAL

85

Panathinaikos PAN

86

FINALIZADO
B. Munich MUN

85

Olympiacos OLY

82

FINALIZADO
Milan MIL

92

Maccabi TEL

88

FINALIZADO
Asvel Villeurbanne AVI

84

Anadolu Efes IST

90

"A aquel equipo le mató el fútbol profesional"

"A aquel equipo le mató el fútbol profesional"

Irún dio estupendos jugadores desde principios del siglo XX. La primera muestra de ese poderío se dio en 1913, cuando el Racing conquistó la Copa ante el Athletic. La recepción del equipo fue apoteósica y se sumaron los aficionados del Sporting, el otro club de la ciudad y rival enconado. Este gesto limó asperezas y dos años más tarde se fusionaron formando el Real Unión de Irún.

"Fue Alfonso XIII el que propició esta unión y dio la categoría de real al nuevo equipo. Amaba esta ciudad", declara a AS el historiador Nicolás Aguirre (Irún, 1929). A partir de entonces, el equipo ganó varios campeonatos de Guipúzcoa y las Copas de 1918, 1924 y 1927 (la de 1913 es contabilizada como título del Real Unión), amén de victorias tan sonadas como una ante Boca Juniors en 1925. "Estaban de gira por España y querían medirse con aquel Real Unión del que tanto se hablaba. Los nuestros no querían jugar porque tenían que trabajar. Al final accedieron y ganamos 4-0; el triunfo retumbó en toda Europa", cuenta Aguirre.

Cuesta abajo.

Para el historiador irundarra el punto de inflexión llegó en 1927: "El fútbol comenzó a profesionalizarse y el dinero corría. Algunos jugadores cambiaron de equipo, otros como René Petit superaban los 30 años y el Real Unión de Irún se debilitó. La profesionalización mató al equipo. Especialmente dolorosa fue la marcha de Luis Regueiro al Madrid. Fue un golpe mortal".

Tras esa diáspora comenzó su decadencia: bajó a Segunda en 1932 y desde la Guerra Civil no ha superado el último peldaño. En 1993 subió de Tercera a Segunda B y desde entonces está luchando por el ascenso, empresa que ha estado a punto de culminar en tres ocasiones.­