Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

La Liga de Filiales reactiva su idea de nacer en 2009

Primera | LFP

La Liga de Filiales reactiva su idea de nacer en 2009

La Liga de Filiales reactiva su idea de nacer en 2009

Astiazarán ha escrito a los clubes: "El proyecto ilusiona"

La Liga de los Filiales sigue adelante. Así se lo ha hecho saber José Luis Astiazarán, presidente de la LFP, a las diversas entidades mediante una carta enviada el pasado martes y en la que incide en que "se trata de un proyecto que ilusiona a todos los clubes". El anterior coordinador de esta Liga y actual secretario técnico del Valladolid, Roberto Olabe, ha dado el testigo a Ricardo Resta, quien ya ha contactado con algunos equipos e instancias para reactivar este torneo cerrado que englobaría a los filiales de los equipos de Primera y de Segunda.

Resta, en cuyo currículo están la secretaría técnica del Albacete y del Nástic, será el encargado de pulir desde ahora los aspectos para fundar la Liga, entre los cuales tiene principal importancia el apoyo de la Federación. De momento, si bien la RFEF no se ha posicionado oficialmente, sí ha incidido en que únicamente aceptará en caso de que se limite el número de foráneos en cada partido para proteger así a los seleccionables por España.

A punto.

Ya la temporada pasada los clubes mostraron un apoyo casi unánime a la propuesta y la idea es que la financiación, la jurisdicción y el modelo de competición estén cerrados para diciembre. De este modo, según los plazos fijados por la LFP, el próximo verano podría arrancar una Liga similar a la que ya funciona en otras grandes Ligas como la italiana o la inglesa.

Habrá opción para los reservas

Aunque el modelo de competición sigue su proceso de estudio y perfeccionamiento hasta que se concluya en un par de meses, la comisión de equipos encargada de dirigir esta Liga de los Filiales ya ha esbozado unas primeras pinceladas de cómo sería. En principio, los 42 equipos profesionales de Primera y Segunda se distribuirían en tres grupos según cercanía geográfica. Después habría una ronda final entre los mejores. La competición sería Sub-21, aunque existiría la posibilidad de contar con dos jugadores sin límite de edad, lo que permitiría a los clubes alinear a suplentes o a jugadores recién salidos de lesiones del primer equipo para que gocen de minutos.