Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Guti tiene un profesor de artes marciales desde hace un año

Primera | Real Madrid

Guti tiene un profesor de artes marciales desde hace un año

Guti tiene un profesor de artes marciales desde hace un año

serrano arce

El acosador de Guti, Jorge Muñoz, deberá pensárselo dos veces antes de acercarse de nuevo al jugador. El 'catorce' recibe clases de defensa personal en su casa de Pozuelo, como otros compañeros de equipo. El tricampeón del mundo de 'Sistema Open' lo mantiene en forma.

Los innovadores métodos de preparación física en el fútbol cada vez son más numerosos y mejores. Prueba de ello es que hasta las artes marciales tienen cabida en este deporte. Por este motivo, el cántabro Iván Perujo, tres veces campeón del Mundo de Sistema Open (ahora MMA, Artes Marciales Mixtas), da clases a algunos jugadores de la plantilla madridista dos o tres veces a la semana con setenta minutos de duración. Uno de sus discípulos más aplicados es Guti, aunque Julio Baptista en su día y Míchel Salgado ahora también engrosan su larga lista de alumnos merengones.

La relación entre Perujo y Guti se originó gracias a que algunos amigos en común les pusieron en contacto. Desde hace un año, el luchador cántabro (nacido en Santander) le da clases particulares en su casa y no debido a los últimos incidentes acaecidos entre el jugador y el boxeador-acosador Jorge Muñoz, con el que tuvo un triste incidente en la previa del partido del Real Madrid en Santander el domingo pasado y por el que el centrocampista tuvo que presentar una denuncia en comisaría. Algo con lo que ironiza Perujo en presencia del de Torrejón: "Guti ha estado asustado estos últimos días porque es algo desagradable. Ese tío que le seguía tiene mucha fuerza y tumbó de un puñetazo a un guarda de seguridad al que por cierto yo conozco. Ya le he dicho a Guti que perfeccionaremos ciertos golpes más por si las moscas...".

Sobre el acosador.

Guti, que se fotografió para AS con su profesor en su nueva casa en un barrio a las afueras de Madrid, quiere pasar página sobre este lamentable hecho pero, por si acaso, tendrá durante un tiempo cuatro guardaespaldas para él y para su familia. Dos de día y otros dos de noche. "Yo soy muy tranquilo y no tengo problemas con nadie. No sé lo que ha podido pasar con Jorge porque intenté ayudarle desde un principio". Y razón no le falta. Una vez incluso salió a una conferencia de prensa con una camiseta reivindicativa con su foto para que le permitieran competir (es sordomudo).

Guti sólo quiere divertirse con este deporte y no pretende imitar a Perujo, tres veces campeón del mundo de artes marciales en el Sistema Open. Un arte marcial en el que, a diferencia de los demás, no existen reglas. Sus combates se disputan en un cuadrilátero o en un octógono con rejas (como una jaula) y la pelea finaliza por KO o por retirada de uno de los participantes

El origen de todo.

Guti fue el encargado de propagar los efectos positivos de este deporte, hasta que llegó a oídos de algunos compañeros suyos de equipo y amigos que nada tienen que ver con el fútbol. En un principio más de uno se preocupó por estas técnicas al temer por las lesiones de los futbolistas, dada la contundencia de este deporte. Sin embargo, al escuchar atentamente al catorce y a Míchel Salgado aprobaron su trabajo de mejora de la flexibilidad, agilidad y fondo físico. Incluso no lo dudaron: se alistaron.

En estas lecciones, Perujo enseña defensa personal a sus discípulos, además de técnicas para protegerse mejor de los golpes recibidos en un partido y cómo evitarlos o, en caso de que se produzcan, que sus nocivas consecuencias sean las mínimas para que no se produzcan lesiones. "Mi objetivo es que aprendan a absorber la energía de los golpes para hacerse menos daño o sepan caer debidamente para no lastimarse. Los ejercicios que hago con ellos requieren un gran físico porque mezclo un poco de Kick Boxing, de Kun Fú y de otras artes marciales. Con Salgado (al que entrena dos días a la semana en el jardín de su casa) alucino porque me da unas palizas increíbles. No se cansa y siempre me pide más. Le encanta la lucha".

Perujo comenzó a recibir clases de esta disciplina con 16 años en Barcelona. Allí recibió infinidad de cursos y trabajó con el mejor maestro: el campeón de lucha extrema Frank Mir. Viajó a Brasil, cuna de este deporte, para pelear junto a la familia Gracie (creadora del Vale Tudo) y compitió en EEUU mientras su familia aguantaba el tirón porque no le gustaba mucho la idea de que su hijo hubiera elegido esta disciplina para divertirse y ganarse la vida: "Pagaban mucho dinero para que compitiera y existen grandes apuestas en el extranjero...".

Famosos.

Iván ahora sólo adoctrina y ya no compite, aunque tiene un duelo pendiente. Ha tenido varios gimnasios en Cantabria, donde existe mucha afición a la lucha en todas sus modalidades y el boxeo, e imparte clases en el Polideportivo Municipal de El Escorial desde hace un año junto a su instructor Carlos Domato. Además enseña sus artes a particulares. Desde empresarios a famosos como Pedro Larrañaga, Enrique San Francisco (que también nos abrió las puertas de su casa de Madrid mientras estudia un nuevo guión), Kiko Matamoros, Maribel Verdú o Aitana Sánchez Gijón. Tiene su propia página web (www.ivanperujo.com) y formó una empresa ya extinguida llamada Ring Sport Center para promover este deporte desconocido en España.

Está encantado con trabajar con jugadores del Real Madrid, ya que él vivió en Guarnizo (cuna del mítico Gento) y desde pequeño sintió los colores del equipo blanco. "No soy muy futbolero, pero es el mejor equipo con diferencia". Así, el salón de su casa lo preside un cuadro con la camiseta de la trigesimoprimera Liga firmada por toda la plantilla y tiene enmarcadas fotografías con Ronaldo, Figo, Beckham y Zidane. Por eso, como Zizou, también llamó Enzo a su primer hijo. Sin duda, un madridista de pro.