Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

Estados Unidos repite la historia ante Brasil y revalida el oro

pekín 2008 | fútbol femenino

Estados Unidos repite la historia ante Brasil y revalida el oro

Estados Unidos repite la historia ante Brasil y revalida el oro

El partido contuvo las dosis de emoción que se esperan de un duelo en el que se decide la medalla de oro, pero, más que aburrido, fue soporífero, algo en lo que la racanería del equipo estadounidense, que parecía guardar fresco en la memoria el 5-0 que el endosó Brasil en la final de los Panamericanos de Río 2007, tuvo mucho que ver, y tanto Bárbara como Solo apenas tuvieron trabajo.

Un gol de la estadounidense Carli Lloyd en la primera parte de la prórroga volvió a dejar con la miel en los labios y las lágrimas en los ojos a Brasil, que, al igual que en Atenas 2004 ante el mismo rival de hoy y también en el tiempo suplementario, tuvo que conformarse con la medalla de plata.

Aunque sólo fuera por el mayor esfuerzo desplegado y la mayor ambición exhibida, Brasil mereció mejor suerte. Sin embargo, le faltó la claridad ofensiva de la que había hecho gala durante el torneo y EEUU supo esperar su oportunidad cuando el físico de la "canarinha" comenzó a menguar y sacar petróleo de una estrategia sumamente conservadora.

El partido contuvo las dosis de emoción que se esperan de un duelo en el que se decide la medalla de oro, pero, más que aburrido, fue soporífero, algo en lo que la racanería del equipo estadounidense, que parecía guardar fresco en la memoria el 5-0 que el endosó Brasil en la final de los Panamericanos de Río 2007, tuvo mucho que ver, y tanto Bárbara como Solo apenas tuvieron trabajo.

Sin descuidar su retaguardia, la "canarinha" llevó el peso del partido ante un EEUU que rehuyó de inicio el intercambio de golpes y se mantuvo agazapado, cauteloso, fiando su victoria al contragolpe. No obstante, mediada la primera mitad y una vez comprobado que como no se estirase Bárbara iba a ser una espectadora más del encuentro, las estadounidenses adelantaron sus líneas, sobre todo el centro del campo, demasiado próximo a la defensa.

Ni mucho menos fue una avalancha sobre la guardameta brasileña, a la que, de hecho, sólo despeinó la fina lluvia que cayó a ratos sobre el Estadio de los Trabajadores, pero sí lo suficiente para que la sociedad Marta-Cristiane encontrara más espacios y comenzara a rondar el portal de Solo.

No obstante, también las estrellas, por mucho que lo sean, necesitan de una pizca de fortuna y ni la mejor jugadora mundial de 2006 y 2007 ni la máxima goleadora histórica de los Juegos Olímpicos y también de Pekín 2008, pese a que trataron de multiplicarse y lo intentaron una y otra vez, la tuvieron hoy.

A la media hora, Brasil desperdició lo que podía haber sido una buena oportunidad al tomar Formiga, que avanzaba por el centro tras un buen robo de balón, la decisión equivocada y ceder en la derecha a Cristiane cuando Marta se internaba sola y como una exhalación por la izquierda. Tres minutos después fue Marta la que erró al empacharse de balón y disparar fuera tras dejar atrás a dos defensas en vez de buscar a Cristiane y Daniela Alves, que aguardaban en el área.

La "canarinha" empezaba a carburar y Cristiane asustó otra vez a Solo desde el borde del área, pero el pitido con el que la colegiada Damkova envió a los dos equipos a los vestuarios frenó la aceleración "verdeamarella" y propició un replanteamiento táctico de un temeroso EEUU. En la reanudación, EEUU se retrasó de nuevo unos metros apostándolo todo a la rapidez de Hucles y Rodríguez y volviendo a entorpecer considerablemente la elaboración brasileña.

Se presumía que un solo gol por cualquiera de las dos partes, más probable en el caso de las brasileñas, que seguían intentándolo sin suerte y en las que Bárbara continuaba inédita, sería suficiente para decantar el oro porque el partido parecía abocado al cero a cero y a la consiguiente prórroga. Marta estuvo a punto de lograrlo en el minuto 71, pero Solo despejó con brillantez el potente tiro con el que culminó una sensacional jugada por la izquierda.

A diez minutos del final del tiempo reglamentario EEUU trató de aprovechar el desgaste de Brasil y despertó por fin. Hucley Lo intentó primero desde el borde del área y Rodríguez, que se había plantado sola ante Bárbara tras un fallo defensivo de la "canarinha" tuvo el oro en sus botas en el minuto 90, pero el estreno de Bárbara en el partido fue de lo más inspirado en ambas ocasiones. La prórroga estaba servida.

Y las norteamericanas llegaron a ella más enteras. La jugada decisiva se produjo en el minuto 5 de la primera parte de la prórroga, cuando Lloyd lanzó un zurdazo, fuerte, pero centrado, desde el vértice del área que Bárbara no fue capaz de atajar. El seleccionador brasileño, Jorge Barcellos, tiró de banquillo e introdujo a Rosana, que ayudó a que, guiadas por Marta, las "canarinhas" se volcaran sobre la portería de Solo.

Sin embargo, la suerte no se sumó a la voluntad mostrada por la "verdeamarella" y los intentos a la desesperada de Marta, Renata Costa y Cristiane cayeron en saco roto, propiciando que un EEUU con mucho oficio revalidara un título que hubiese sido más justo y merecido que Brasil, por la calidad y fútbol exhibidos durante todo el torneo, su constancia, independientemente del éxito, a la hora de buscar la portería contraria y su apuesta en pos del espectáculo, hubiese logrado por primera vez en su historia.