"Tengo que mejorar con el balón, estar suelto"

Koikili Lertxundi

"Tengo que mejorar con el balón, estar suelto"

"Tengo que mejorar con el balón, estar suelto"

El lateral de Otxandio fue la sorpresa de la campaña anterior. Se quitó de en medio a Del Horno y ahora luchará por el lateral izquierdo con Casas. Ha coincidido fuera del Athletic con Gorka, Del Olmo e Íñigo. Se exige más.

Es una pretemporada diferente para usted. El año pasado llegó de puntillas al equipo y se asentó. Ahora es la primera preparación completa que realiza como rojiblanco.

Sí, es algo novedoso para mí en el Athletic. La de Huelva ha sido una experiencia muy bonita, con muchas sesiones de trabajo, pero el tiempo libre era ameno gracias a la playa.

Han tenido la cabeza más despejada.

Lo que más costaba era levantarse a las siete de la mañana para hacer el trabajo que menos nos gusta, el de carrera. Ha sido un stage entretenido. Hacer en la arena ejercicios por equipos, provocando el pique, resultó divertido. Parece que no, pero se trabaja bastante.

Se torció el tobillo derecho en la arena. ¿Qué tal lo lleva?

Estuve un día un poco fastidiado, pero tuve suerte, porque coincidió con la jornada de descanso. Sólo tengo alguna pequeña molestia. No me impide trabajar y jugar normal.

Cumplió las expectativas en su año de debut. ¿Será el que empieza ahora más complicado?

Complicadas son ambas situaciones. Todo lo que me pasó el año anterior, supuso un gran esfuerzo por cómo fue la evolución. Tuve que llegar a las metas de manera muy rápida. Creo que lo hice bastante bien. Me debe servir de aprendizaje. Ahora toca igualar o mejorar mi rendimiento. Lo más difícil viene en este momento, pero no porque sea la segunda temporada, es que ya no vale lo que se hizo. Sólo cuentan el presente y el futuro inmediato.

Ahora que no hay partidos oficiales, se pueden analizar las cosas en frío. ¿Qué se propone como objetivo y en qué debe mejorar sobre el terreno de juego?

Como objetivo personal, jugar el máximo de partidos y ganarme la confianza del míster. Tengo que mejorar con el balón, estar más suelto. Estaba un poco precipitado. Debo mantener el nivel defensivo y aumentar el nivel en la salida de la pelota y las llegadas. El margen de mejora es bastante amplio.

¿Cómo lleva el hecho de que el club haya pensado en contratar un lateral izquierdo?. Estaba encima de la mesa el nombre de Nacho Monreal y han intentado fichar a Yuri Berchiche.

Se vive de forma indirecta, porque son cosas que no dependen de ti. Si el club cree que beneficia al equipo... Es respetable que vean interesante reforzar el puesto, cara al equipo debe ser bueno. Otra cosa es que pueda estar ya dentro del grupo esa competencia. Lo veo de una manera un poquito indiferente. Como mínimo, tiene que haber dos futbolistas por puesto.

Ha cambiado de luchar por un sitio con Del Horno a hacerlo con un jugador que estaba en la plantilla, pero que no tenía dorsal, Javi Casas. ¿Se alegra por él por la dura situación que ha vivido?

Sí, porque lo ha pasado mal. El fútbol tiene a veces esas injusticias. Es muy duro tener que ir todos los días a entrenar sabiendo que no puedes jugar el domingo. Javi es una gran persona, un fenomenal compañero. Ahora está en las mismas condiciones que los demás. Tengo muy buen rollo con él.

Tiene un gran vínculo desde fuera del Athletic con futbolistas que han llegado al club. Coincidió con Gorka en el Gernika, Del Olmo en el Sestao River e Íñigo Vélez en el Aurrera de Vitoria.

Se hace más familiar todavía lo que es el vestuario del Athletic. Ya de por sí, hablamos de una maravilla de caseta. Si encima antes has sido compañero de jugadores que vienen, da más feeling.

¡Para progresión la de Gorka!

Sí, es muy ambicioso. Tiene unas cualidades enormes, es muy perfeccionista. Ha crecido tan rápido por eso. Ese hambre le ha llevado a su nivel actual.

Formó banda izquierda con Del Olmo en Las Llanas y ahora lo hace con él en el Athletic. Resulta un sueño.

Cuando le conocí, en cuanto a cualidades siempre le comentábamos que si quería, si se convencía, podía jugar más arriba. Le veíamos entrenar todos los días y jugar los partidos. Ese chico tiene unas cosas que no son muy habituales. Es muy desequilibrante, tiene dribbling para las dos bandas y esconde muy bien la pelota. Dentro del área se maneja muy bien, aprovecha su cuerpo chiquitín. Es difícil pararle.

Le ha aconsejado que lo más importante es tener tranquilidad para rendir en Primera.

Es fundamental saber cuál es tu rol en el equipo, tener muy claro qué es lo que debes hacer. El siguiente paso es estar lo más confiado posible.

La llegada de Íñigo ha sido sorprendente. Apuntaba grandes cualidades en el Aurrera y se fue al Espanyol. Brilló en Eibar, aterrizó en el Murcia y, tras una gris temporada, le llega la oportunidad en el Athletic.

La manera de llegar quizás ha sido un poquito... No diría que sorprendente, porque Íñigo siempre ha estado ahí y el año anterior ya había sonado para el Athletic, pero ha venido este verano. Hay que tener en cuenta que dio un salto enorme, de Segunda B en el Eibar, a Primera. Ha dado la cara en el Murcia, pero ha tenido la mala suerte de descender y eso desvaloriza a todos los futbolistas. Las cualidades que tiene siguen siendo las mismas. Este año le ha servido para conocer la máxima categoría y ser crítico consigo mismo. Tiene que pulir cosas, pero nos ayudará, seguro.

¿No le parece un futbolista con un potencial admirado por todos, pero al que le ha faltado explotar? ¿Puede convertirse en cualquier momento en un jugador importante?

Estoy convencido de que sí, le conozco muy bien. Sé que tiene muchas cualidades. Si se siente importante en el Athletic, va a explotar. Jugar aquí para un jugador vasco es un plus. Tener el apoyo de la afición en todo momento hace que saques más de lo que tienes.

¿Qué le parece el torneo de Casablanca?

La jornada de ayer (por el martes) fue un poco dura. Llegamos casi sin tiempo para comer, pudimos descansar poco... Alucinamos con el viaje en autobús y con el campo, que estaba bastante irregular. Es importante jugar la final, porque estar tres días en Marruecos sin esa motivación...

Se miden al Udinese, séptimo en el Calcio en la pasada campaña. Es una buena piedra de toque.

Sí, la afrontaremos en unas condiciones un poquito mejores. Va a ser bonito. Espero que seamos capaces de ganarles y llevarnos el trofeo.