Mundial de Clubes
NBA
FINALIZADO
Houston Rockets HOU

111

Portland Trail Blazers POR

104

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

111

Phoenix Suns PHX

86

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

99

Toronto Raptors TOR

123

Eurocup
L. Kuban TIV

-

Cedevita Zagreb CED

-

Turk Telekom TUR

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Estrella Roja RED

-

Germani Brescia BRE

-

Mornar Bar MOR

-

Fraport Skyliners FRA

-

AS Monaco MON

-

Galatasaray GAL

-

FINALIZADO
Unics Kazan UNK

87

Unicaja MAL

84

A Segunda con justicia

Segunda B | Ponferradina 1 - Alicante 0

A Segunda con justicia

A Segunda con justicia

FITO GONZÁLEZ

El Alicante resiste y asciende 52 años después

Y a la cuarta, el sueño del ascenso a Segunda del Alicante se hizo realidad. Eso sí, se produjo de la única forma que podía y sabía hacerlo este club: sufriendo. Nadie dijo que fuera a ser fácil. Al contrario, se sabía que el combinado celeste, conocida su leyenda negra, iba a sudar sangre para tocar el cielo, la gloria y el fútbol profesional. Pasó los 90 minutos más largos de toda su historia, pero en esta ocasión la angustia tuvo premio. Los segundos parecieron horas y los minutos, días, casi semanas. La prolongación (¡ocho minutos de descuento!), duró un siglo. El gol de De Paula congeló el reloj de El Toralín hasta el punto de que el árbitro se olvidó de señalar el final. Este pitido sonó a música celestial (nunca mejor dicho) e inició la historia más bonita jamás contada.

Los sentimientos derramados ayer sobre el césped fueron similares a los de anteriores temporadas. Hubo lágrimas, pero de alegría. Hubo abrazos, pero para saludar a los 21 equipos que acompañarán a los celestes en Segunda el año que viene. Hubo gritos, pero de éxtasis. Y sobre todo, hubo justicia por conseguir el ascenso ante un equipo que hace dos campañas amenazó con destruir al club decano de la ciudad de Alicante.

52 años después, Granero fue el elegido para llevar al Alicante a su particular tierra prometida. Él y toda una plantilla que ha ido creciendo a la vez que convivía con la tragedia año tras año sin derramar ni una sola lágrima.

El conjunto celeste no jugó ayer su mejor partido. Pero dio igual. Sólo había que soportar el temporal de El Toralín y rentabilizar la jugosa renta que consiguió Joan Tomás en el Rico Pérez. Como era de esperar, la Ponferradina apeló al vigor, a la estrategia y al alma para encoger el corazón celeste, pero allí estaba el trivote de Granero. La culpa de dejar al conjunto berciano al borde de la abdicación la tuvieron Tito, Azkoitia y Alan, que mordían en el centro, oxigenaban en los tres cuartos y ahogaban a Irurzun y De Paula. El propio Azkoitia, en el ecuador de la primera parte, pudo hacer añicos la esperanza de la Ponfe pero falló en el mano a mano.

El descanso le dio alas al cuadro berciano, que decidió morir colgado del larguero de Unanua. De Paula metió el miedo en el cuerpo con su tanto, pero el Alicante no se amilanó. Aceptó encomendarse a su portero y a su defensa para que pasaran los segundos. Más bien, las horas. Entre córner y córner, Unanua le dio la tranquilidad necesaria al bloque para alcanzar el sueño. Luego, las lágrimas, los clásicos cánticos y el tradicional baño en el vestuario le pusieron la guinda a un fecha para recordar por los siglos de los siglos: 15 de junio de 2008, el día que el Alicante recuperó la sonrisa perdida.