Temas del día

Fair-play en Almería

Primera | Almería - Recreativo

Fair-play en Almería

Fair-play en Almería

Lupe Cejudo

Emery se despide. El Recreativo no espera favores

En días como éstos, aunque no es lo que soñó Blas Infante, sí se recurre a la bandera blanca y verde. "Somos hermanos", gritan a lo lejos desde Huelva. Está por ver que les escuchen en Almería. Pero hay dos frases que determinan el partido. Ésta es de Zambrano: "Es una final". Y la de Emery: "Nadie puede poner en duda nuestra honestidad". Honestidad no es necesidad, y el que se está ahogando es el Recreativo, que se las prometía muy felices antes del partido ante el Villarreal, pero que hoy está obligado a ganar si no quiere verse por detrás de Osasuna en la última jornada. Porque el Recre da por hecho que los rojillos van a ganar al Murcia. Zambrano no se explica cómo se han metido en esta espiral infernal, pero agradece estar a tiempo de remediarlo todavía. Le ha pedido un esfuerzo a Sinama, que llegó de Liverpool hecho un novato y se ha hecho futbolista en Huelva. Lo va a dar todo por hacer un último acto de servicio.

En Almería están a otra cosa. Concretamente, a la despedida de Emery, un tipo nacido en el Cantábrico que se va a aprender el Mediterráneo de memoria. De Murcia a Almería y de ahí, parece que esta vez sí, a Valencia. El adiós de Emery encoge los corazones, porque le ha dado mucho al Almería, y su nombre siempre estará ligado al mejor momento del club en las últimas tres décadas. Se van a echar mucho de menos. En el final, Emery da oportunidades a todos y eso gusta en Huelva, que esperaba al menos las mismas ventajas que dio ante el Getafe. Pedir al Almería que se deje perder sería una indignidad. Huelva sólo le pide a sus hermanos que corran un poquito menos. Aunque sea por la blanca y verde.