Ustari: "No he estado bien y soy el culpable"

Primera | Getafe

Ustari: "No he estado bien y soy el culpable"

Ustari: "No he estado bien y soy el culpable"

adrián julián

"Aquí lo tengo todo y me he dado cuenta tarde"

Por decisión propia, Óscar Ustari apareció ayer ante los medios de comunicación para hablar de su presente y de su futuro, y también para aclarar sus palabras aparecidas días atrás en el diario argentino 'Clarín'. Cabe recordar que el portero decía ahí que haría "lo posible por salir del club. Tengo que irme, llegué con el pie izquierdo y seguramente me iré con el mismo pie; tengo que soportar cosas que no pensaba, que no se ven ni salen a la luz pero que no son saludables aunque no voy a decirlas porque soy hombre de códigos. Mi trato con el entrenador es distante". El meta empezó ayer desmintiéndolo todo: "No soy dueño de esas palabras. Debo mucho a este club y no merece que haga lo que dicen que dije. Sería una falta de respeto". Antes del entrenamiento ya habló con Michael Laudrup: "Tenía que aclararlo con el míster y también con los compañeros, que son los primeros que se merecen una explicación mía".

Zanjado el asunto, Ustari sorprendió ayer en su comparecencia ante los medios (no suele pasar por la sala de Prensa a menudo) por su tono de humildad y sinceridad: "No lo di todo aquí en este club y por eso quiero continuar en el Getafe, si el presidente y la entidad así lo quieren. Aquí lo tengo todo y me he dado cuenta con diez meses de retraso. No he estado bien. Me costó adaptarme y no pude jugar como me hubiera gustado. El primer culpable soy yo". Además, el arquero argentino eludió excusas: "Haber sido el fichaje más caro de la historia del club es un orgullo y no una presión para mí. Ahora quiero devolver esa confianza al presidente, al club y a la afición. Me da lástima que no pueda ser ya este mismo año, aunque si me toca jugar estoy preparado".

En ese sentido, Óscar Ustari acabó reconociendo que había perdido buenas oportunidades de reafirmar las virtudes que le adornaron en Independiente, en una temporada en la que el Pato ha tenido también malos momentos: "Nunca quiero que falle un compañero. Es cierto que no supe aprovecharlo. Tengo veintiún años y derecho a equivocarme". Osky sólo piensa en acabar de la mejor manera posible y cerrar un año que no ha sido nada bueno para él: "Ahora debemos ir todos de la mano y salvar la situación que es lo que merecemos después del gran esfuerzo que hemos hecho toda la temporada. Lo principal es salir de esta situación y tenemos todo el equipo puesta la mente en salvarnos ya".