El Arsenal de Cesc le cambia el ciclo al Milán de Kaká

Champions League | Milán 0 - Arsenal 2

El Arsenal de Cesc le cambia el ciclo al Milán de Kaká

Maldini, fuera de la Champions

San Siro asistió anoche a un cambio de ciclo, el del Milán, y al bautismo de fuego de ese grupo salvaje que está formando Wenger con el mando incontestable de un español, Cesc Fàbregas. Nada menos que dos títulos, una final, una semifinal y unos cuartos de Champions contemplaban a los rossoneri desde que en la 00-01 les eliminaran en la primera fase. Ayer, un golazo de Cesc desde fuera del área certificó la caída de ese Imperio que dirige Berlusconi desde las oficinas y ha comandado el gran Maldini sobre el césped. Il Bello, que ha anunciado su retirada al final de temporada, ya no podrá alcanzar al mítico madridista Francisco Gento en número de Orejonas ganadas, seis. Maldini se queda en cinco.

¿Y cuántas ganará Cesc? Hace dos años, en Saint Denis y contra el Barça, el catalán perdió su primera final con sólo 19 años. Ayer, empezó a ganarse otra oportunidad, en Moscú. Suya fue la ocasión más clara de la primera parte, un balón al larguero; Adebayor, pesadilla para la defensa milanista durante todo el partido, puso también en aprietos a Kalac y obtendría su premio al final, cuando la eliminatoria estaba ya sentenciada.

Sólo Pato y Kaká.

El Milán fue apenas destellos de Pato y verticalidad de Kaká. El más joven fue de menos a más. A su favor, un eslálom que no acabó en gol de milagro. En contra, que chupó demasiado. Eso sólo tienen bula para hacerlo en este momento dos futbolistas del mundo: Cristiano Ronaldo... y Kaká, el mejor otra vez del Milán, incansable en su acoso sin éxito al área de los gunners. Los dos brasileños, el Balón de Oro y Pato, deben liderar la reestructuración del Milán post Maldini. Ahora llega el tiempo del Arsenal de Cesc.

Wenger

Es un gran éxito. No debíamos dejar espacios a Kaká y Pirlo y creo que lo conseguimos. Estoy muy satisfecho, por lo que estamos logrando y, sobre todo, por el gran crecimiento de algunos jugadores".

Ancelotti

Este Arsenal es muy fuerte y tiene mucho entusiasmo. Supieron jugar los 180 minutos. No es un fracaso. Un fracaso es cuando se puede hacer algo más, pero lo hemos dado todo. Nos queda el campeonato".