Temas del día Más temas

El Atlético cierra su semana más negra

Primera | Osasuna 3 - Atlético 1

El Atlético cierra su semana más negra

El Atlético cierra su semana más negra

Reuters

Nueva derrota del Atlético en una semana donde ha quedado apeado de la UEFA y donde acumula dos derrotas consecutivas tras una primera mitad gris. El Osasuna ha aprovechado las debilidades de los hombres de Aguirre para sumar tres puntos cruciales.

No se habían sentado los espectadores del Reyno de Navarra cuando el mexicano Vela realizó una salida en velocidad y al percatarse de que su compañero Kike Sola llegaba libre de marca le regaló el gol. Jarro de agua fría para los hombres de Aguirre.

Pero con este Atlético siempre puede pasar algo peor y así fue, cuando Perea cometió falta al borde del área, pero el árbitro Álvarez Izquierdo aplicó la ley de la ventaja y Vela conseguía su tercer gol en esta Liga batiendo a Abbiati por bajo. ¡Vaya mazazo en el minuto cuatro!

Para colmo de males Aguirre veía como su equipo no reaccionaba y encima en el minuto once sus dos centrales ya estaban amonestados. El problema no era de posesión, pues se repartían el balón, sino de concentración y de efectividad pues el Osasuna marcó en las dos ocasiones que tuvo.

Según pasaban los minutos los rojiblancos fueron tomaron aire y asentandosé sobre el césped ya que los navarros bajaron el ritmo inicial. Eso lo aprovechó el Atlético para crear alguna ocasión de peligro. En una acción ofensiva en solitario de Forlán, el uruguayo decidió disparar desde 25 metros marcando otro golazo muy similar al de Santander. Ricardo no pudo hacer nada.

Con el tanto de Forlán el partido volvió a cobrar interés y los dos equipos siguieron trabajando por un resultado positivo. El conjunto local decidió intentar volver a dominar el encuentro con las premisas del primer cuarto de hora y encerró durante el final de la primera parte a los madrileños. Abbiati destacó con sus intervenciones en este tramo final.

En esta primera parte Maxi estuvo desaparecido al igual que Reyes, muy intermitente y exceptuando alguna intervención individual de Forlán estuvo flojo todo el equipo en ataque. Por lo visto en el campo el Osasuna no parece por el juego desplegado un equipo que este luchando por evitar el descenso.

Font sentencia

Aguirre decidió hacer un doble cambio sobre todo para no arriesgarse a perder un hombre por las amonestaciones de sus hombres en defensa. Los visitantes aún así siguieron sufriendo para sacar el balón con comodidad, un problema que ya es habitual desde que Maniche dejó el equipo. Aún así eran los locales los que tuvieron las mejores ocasiones para volver a marcar.

El ritmo del choque bajó considerablemente y el partido se durmió, haciéndose notable que el Osasuna estaba muy bien asentado en el campo y que le iba a costar mucho abrir la 'lata' navarra a los rojiblancos. Sobre todo si no haces uso de las bandas.

La lluvia hizo su aparición y no ayudó a mejorar lo que se veía sobre el campo. Ziganda sabía de la importancia de los tres puntos para su equipo y mandaba taponar bien los huecos. De hecho hasta sus cambios no afectaban en nada su orden táctico. Osasuna se agazaba en su campo pero no renunciaba a un contragolpe.

Un nuevo despiste en la defensa rojiblanca mató el partido. Kike Sola se internó en el área, amagó hasta tres veces, hasta que vió llegar a Héctor Font que finiquito el partido para Osasuna. Este Osasuna menos ofensivo, pero con mayor oficio materializó sus ocasiones y parecía llevarse el partido.

El último cuarto de hora dejó plasmado el retrato auténtico de los colchoneros que llevan 4 puntos de 18 posibles y se han visto desbordados en varias competiciones. Fue un querer pero no poder. Al menos el Atlético sigue en puestos de Liga de Campeones lo cual demuestra que aún siendo pobre su juego y grises sus partidos, sigue siendo el mejor Atlético de los últimos años. Curioso, ¿verdad?