Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-

Tropiezo de la Roma en Turín

Internacional | Italia

Tropiezo de la Roma en Turín

Tropiezo de la Roma en Turín

Reuters

Un gol del capitán del Juventus Alessandro del Piero al borde del descanso, dio el triunfo a su equipo sobre un decepcionante Roma (1-0), que ve como el Inter de Milán, que antes había derrotado al Livorno (2-0), se escapa ya con once puntos de ventaja en el liderato.

La Roma realizó un decepcionante partido, en el que el equipo parecía pensar más en el Real Madrid que en la escapada, ya casi definitiva, del Inter de Milán, y ahora se ve con la Juventus de Turín a tan sólo un punto de distancia.

No en vano, la Juve y la Roma se jugaban prácticamente la segunda plaza, en poder de un equipo romano que se presentaba con cuatro puntos de ventaja sobre el turinés. Pero, además, a ello se unía que el equipo romanista tenía la obligación de lograr un triunfo que no permitiera una mayor escapada del líder Inter de Milán, que horas antes había derrotado en casa al Livorno (2-0) y había elevado a once puntos su ventaja.

Era, pues, esperado el asalto de la Juventus e igual respuesta de una Roma buscando cuanto antes resolver las cosas en su favor para después guardar esfuerzos para el choque europeo del próximo martes ante el Real Madrid.

En busca de ello, el técnico romanista Luciano Spalletti sacó el siguiente once: Doni; Cassetti, Ferrari, Mexes, Tonetto; De Rossi, Pizarro (Aquilani, m.72); Taddei (Giuly, m.60), Perrota (Esposito, m.82), Mancini; Totti. No estaban el ya recuperado defensa brasileño Juan ni Christian Panuci, pero si al menos ocho-nueve de los que jugarán ante los madridistas.

El partido, al contrario de lo esperado, decepcionó. Lo hizo ya de inicio, pues se jugó a ritmo blando y sin grandes ansias ofensivas. Algo extraño en un Juventus, que jugó con el tridente formado por Iaquinta, Del Piero y Trezeguet, pero también de un Roma lento, al que parecía importarle más guardar energías para el Real Madrid, que daba la impresión de que la victoria previa del Inter le había quitado creer en la remontada, y donde Totti estaba ausente.

Con más pena que gloria fueron transcurriendo los minutos hasta el minuto 45, cuando Del Piero evidenció su maestría en los saques de falta y puso el 1-0 en el marcador, con el que se fue al descanso. Era casi el único disparo a meta de ambos equipos.

La segunda mitad vio un Roma más dinámico en busca del empate ante un Juventus a la espera y cediendo campo al rival. Además, la posterior entrada de Giuly dio mayor frescura y peligrosidad a los visitantes.

El empuje romanista, no obstante, no encontraba vías de penetración ante la contención y atención del Juventus, ya trabajando más en mantener su ventaja, y cuadrando su centro del campo con la entrada de Sissoko por un apagado Trezeguet.

Ante ello, con un Totti que seguía sin brillo y un Mancini bien vigilado, el Roma intentó la igualada con disparos lejanos que no inquietaron a Buffon. El Juventus se llevó un merecido triunfo, pues al menos hizo algo más, y dejó a su rival a tiro.

El Inter no afloja

El delantero hondureño David Suazo, autorde los dos goles, ha otorgado un fácil triunfo casero al Inter de Milán sobre el Livorno (2-0), en partido adelantado de la vigésimatercera jornada de la Primera división italiana de fútbol que haceaún más líder al conjunto milanés.

Con este resultado, el Inter mete presión al Roma que esta noche visita al Juventus Turín y que ya está situado a once puntos de distancia del líder.

Pese a reservar el Inter a algunos de sus habituales titulares con miras al partido europeo del martes en terreno del Liverpool, el partido no tuvo historia, pues el hondureño Suazo disipó ya pronto las pocas dudas que podían cernirse sobre si el Livorno iba a ser capaz de repetir, al menos, la igualada lograda apenas tres días antes en el mismo escenario ante el Milán (1-1).

Lo hizo Suazo con un mortal "uno-dos" en apenas cuatro minutos (m.14 y 18), en los que elevó el 2-0 al marcador y ya, casi, dejó todo sentenciado. Y es que a partir de ahí el partido se durmió y el Livorno, que curiosamente había sido el primero en gozar de una neta ocasión de marcar, se vio superado por un rival que se desenvolvió tranquilo y cómodo en su misión de mantener su ventaja.

Además, al Inter le bastaba acelerar un poco su ritmo para gozar de nuevas oportunidades de marcar, como la que tuvo Suazo al borde del descanso. Pudo acortar distancias el Livorno, en el minuto 61, con un disparo al palo; pero también pudo después el Inter aumentar su ventaja.

Mediada la segunda mitad, entró en las filas interistas el portugués Luis Figo, que volvía a jugar tras varios meses de bajapor lesión. Todo se cerró con el 2-0, que puede permitir una más amplia escapada del Inter, si el Roma esta noche no le remedia.

Pinchazo del Milan

Parma y Milán, en terreno del primero, firmaron un empate sin goles, en partido adelantado de la vigésima tercera jornada de la Primera división italiana de fútbol, que suma la segunda igualada consecutiva de un equipo milanista que ve frenarse de esta forma su escalada a las primeras plazas.

Golpeado por la grave lesión sufrida tres días antes ante el Livorno, con Pato aún lesionado, con Maldini, Pirlo y Gilardino en el banquillo, pero con la recuperación del brasileño Kaká, el Milán renunció demasiado en la primera mitad, donde se vio superado y sufrió ante un Parma que, a base de entusiasmo y lucha, le puso las cosas muy difíciles.

El mejor juego del Parma pudo, especialmente, transformarse en gol en tres ocasiones pasada la media hora. Lo evitaron las intervenciones del meta milanista Kalac (m.34), del defensa Nesta (m.35) y la falta de reacción del local Pissanu (m.39) en hacerse con un balón en disparo fallado por un compañero.

En la segunda mitad, ya con la entrada de Pirlo y de Gilardino, el Milán mejoró en maniobra y ataque, y llevó el peligro sobre la meta local. El partido recobró ritmo y emoción, pues el Parma siguió buscando el gol.

El local Budan, apenas saltado al terreno de juego, y el visitante Kaká pudieron marcar mediado el segundo tiempo, pero lo impidieron las buenas actuaciones de uno y otro meta.

A continuación saltó al campo el capitán milanista Paolo Maldini, que de esta forma sumó su presencia 1.000 oficial con el Milán, y su equipo siguió mejorando y atosigando el área de un Parma que vio como su meta Bucci se lucía ante Gilardino y Filippo Inzaghi.

El partido ya veía a un Parma que intentaba ralentizar el juego, en busca de asegurar el empate y sorprender al contragolpe, y un Milán que intentaba acelerar al máximo las acciones sabedor de que le restaba cada vez menos tiempo para lograr un triunfo diese ya el objetivo de la cuarta plaza en solitario, a expensas de lo que mañana haga el Fiorentina.

Llegó un "toma y daca" final, donde el tanto del triunfo milanista pudo llegar en el minuto 96, pero Emerson disparó alto; como así, apenas dos minutos después, Kalac salvó ante Budan lo que pudo haber sido la derrota del Milán.

Todo se cerró con una igualada, que puede considerarse justa, y que satisface más al Parma, teóricamente inferior, que a un Milán que, quizás, pagó su opaca primera mitad.