Estás leyendo

Fernández: "Si vuelvo seré director general o presidente, pero no entrenador"

primera | zaragoza

Fernández: "Si vuelvo seré director general o presidente, pero no entrenador"

Fernández: "Si vuelvo seré director general o presidente, pero no entrenador"

As

"No volveré como entrenador porque supone un desgaste tremendo, sólo lo haría como director general o como presidente", resaltó el ya ex preparador zaragocista.

Víctor Fernández, que ayer fue cesado como entrenador del Real Zaragoza y que hoy se ha despedido de la que había sido su plantilla y de los medios de comunicación, señaló que si algún día vuelve al conjunto aragonés lo hará como director general o como presidente, pero no como entrenador.

Víctor Fernández dijo encontrarse bien de ánimo, tranquilo y relajado, pero dolido y apesadumbrado por no haber alcanzado lo que pretendía. Dijo también haber pasado por malos momentos pero que siempre se quedará con el reconocimiento y con las muestras de cariño de "muchísima gente". "El público es un capítulo aparte. A lo largo de la temporada y desde que llegué me ha mostrado un cariño extraordinario, algo que no es habitual porque es muy exigente. He vuelto a ser un privilegiado al estar respaldado por la afición. Jamás podré corresponder a tanta muestra de cariño aún en las situaciones complicadas, por eso sólo puedo darles las gracias y pedir perdón y disculpas si no he podido ofrecer todo lo que se merece, y esa es la insatisfacción y el dolor que me queda", resaltó.

Igualmente explicó que la profesión de entrenador tiene las consecuencias que había sufrido él porque se sostiene "sobre los resultados". "Estoy para asumir la responsabilidad de los resultados, todo lo que tenga que asumir en el peso que he tenido en este desenlace. Me cesan porque los resultados están lejos de los objetivos ambiciosos del club y es razonable que me cesen por eso. Pensaban que era el momento", comentó.

Sin embargo, el técnico maño explicó que se sentía con fuerza para revertir la situación y con la tranquilidad de contar con el apoyo de la plantilla, y reiteró que los resultados habían sido "el motor primario" de la toma de esta decisión por parte del club. A pesar de ello matizó que si los resultados habían sido la parte principal no eran lo único: "He percibido discrepancias con los rectores en algunos temas y esas diferencias seguro que habrán acelerado esa toma de decisión en función de esos malos resultados".

"Nos ha podido la ilusión"

Víctor Fernández comentó que desde el club se le había consultado mucho menos que el año pasado y que no habían coincidido en pautas de trabajo. Igualmente que había percibido "prisas y urgencias" por ser equipo de Liga de Campeones, por ser campeones o por ser el mejor equipo mundo y que eso no había ayudado porque los equipos grandes se construyen con tiempo.

"Nos ha podido más la ilusión que la razón y eso hace que perdamos la perspectiva de la realidad y que hayamos hecho juicios arriesgados al valorar a la plantilla. No sé si es la mejor de la historia como dije pero lo tiene que demostrar. Sin embargo es buena, con buenas personas y buenos profesionales", dijo. A este respecto comentó que es una plantilla "maltratada por las lesiones y las desgracias" porque no había podido tener en condiciones ni a Pablo Aimar ni a Francelino Matuzalem y que la línea defensiva también se había visto afectada por los problemas físicos.

"El equipo se ha sostenido por tres jugadores extraordinarios en ataque (Sergio García, Diego Milito y Ricardo Oliveira) y a esos delanteros hay que sostenerlos", señaló. También dijo que se tenía que guardar muchas cosas pero que no se arrepentía de nada: "Seguro que he fallado en muchas cosas pero la honestidad la he tenido siempre y no he estado sometido a nada ni a nadie".

El ex técnico del conjunto aragonés dijo no guardar rencor a nadie porque el Zaragoza le había dado "todo" y sólo alegrías. También se lamentó de que la decisión de su cese le hubiera pillado por sorpresa: "No me lo esperaba y habría agradecido que me hubieran dicho algo porque ha sido rápida y clarísima". A pesar de ello el entrenador zaragozano dijo seguir creyendo en el proyecto deportivo aunque reiteró que quizá se había sido demasiado optimista en el juicio de la plantilla.

"A lo mejor hemos tenido unos discursos grandilocuentes que no hemos sabido vender y esto ha acelerado todavía más las prisas y las urgencias", indicó. Víctor Fernández dijo tenerle "mucho afecto" al máximo accionista del club, Agapito Iglesias, y que tenía una relación profesional con él mientras que la personal era "fluida y correcta", aunque se lamentó de que desde el verano pasado no se le hubiera consultado tanto sobre temas del club como en la pasada temporada.

También te puede interesar