LaLiga 1,2,3
Euroliga
Anadolu Efes IST

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

CSKA CSK

-

NBA
Houston Rockets HOU

-

Golden State Warriors GSW

-

Denver Nuggets DEN

-

Atlanta Hawks ATL

-

Los Angeles Clippers LAC

-

San Antonio Spurs SAS

-

Campeonato Brasileño Serie A
Final ATP World Tour
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
john_isner John Isner John Isner
-

El clásico español es el mejor partido del mundo

Primera | Barcelona - Real Madrid

El clásico español es el mejor partido del mundo

Por títulos y relevancia, no tiene parangón internacional

Vamos a proclamarlo a los cuatro vientos para que se enteren en todos los rincones del planeta. Para que los incrédulos que nos rodean dejen de dudar. Para que las autoridades deportivas españolas se enteren de lo que tienen entre manos. El clásico de mañana no es un partido del siglo más. Es, con mayúsculas, EL MEJOR PARTIDO DEL MUNDO. Búsquese cualquier combinación posible de clubes para organizar un partido de fútbol (Real Madrid-Milán, Barcelona-Manchester United, River Plate-Boca Juniors, Juventus-Inter...), que la mejor siempre será Real Madrid-Barcelona o viceversa.

Porque son los dos clubes con más títulos (ver cuadro adjunto), el Real Madrid con 61 y el Barcelona con 51, bastantes más que sus principales rivales en Europa y en América.

Porque son los clubes que ocupan las dos primeras posiciones en la clasificación histórica de las competiciones europeas (las más duras del mundo). El Barcelona ocupa el primer puesto con 628 puntos y el Real Madrid es segundo con 621. La Juventus, tercera, va con 551.

Dominio. Porque, además, su dominio en el fútbol español es incuestionable (19 Ligas entre ambos en las últimas 23 ediciones), en un duelo que, desde hace décadas, traspasa el ámbito deportivo. Porque en los dos clubes han jugado gran parte de los mejores futbolistas de la historia. De los cuatro fenómenos (Pelé, Di Stéfano, Cruyff y Maradona), sólo el primero no perteneció ni al Madrid ni al Barcelona.

Porque son los clubes que tienen en propiedad los estadios más impresionantes, con mayor capacidad y con más solera para satisfacciones de sus millones de seguidores.

Por estas cosas y por muchas más, en España disfrutamos dos veces al año como mínimo del mejor partido del mundo.