El Nástic da otro paso hacia los puestos de ascenso

Segunda | R. Ferrol 0 - Nàstic 2

El Nástic da otro paso hacia los puestos de ascenso

El Gimnástic de Tarragona dio un nuevo paso hacia los puestos de ascenso al vencer por 0-2 al Racing de Ferrol, que no vence en A Malata desde el pasado 9 de septiembre.

El conjunto gallego se vio sorprendido de salida por la ambición que mostró el cuadro tarraconense, que a diferencia de lo ocurrido hace quince días con la Real Sociedad, saltó al césped de A Malata dispuesto a demostrar su condición de ex Primera. Una vocación ofensiva que no tardó en dar frutos al equipo catalán. A los cinco minutos Jandro dispuso de una clara ocasión para inaugurar el marcador, tras un perfecto pase en profundidad, que tan sólo la velocidad del lateral Olmo impidió que el centrocampista del Nástic convirtiese en el primer gol.

El susto incrementó el nerviosismo del cuadro local, que sumó pérdidas y más perdidas de balones aprovechadas por los catalanes para montar rápidos y peligrosos contragolpes. Sólo la actuación de Queco Piña, que salvó a los 18 minutos a su equipo de un gol cantado con dos rápidas intervenciones a remates de Maldonado, parecían mantener con vida al equipo ferrolano, mucho más exigido que en sus duelos con Real Sociedad y Celta.

Sin embargo, aún faltaba por aparecer la figura del joven vigués Jonathan Pereira, que quizá enrabietado por la ocasión que malgastó en Balaídos para dar la pasada semana el triunfo a los "departamentales", se echó el equipo a las espaldas en el tramo final de la primera mitad. Bastó que los gallegos recuperaran un poco la serenidad en la medular, que dejaran de regalar balones al Nástic, para que Pereira, hoy por la izquierda, llevase el peligro a la meta de Roberto, que hasta entonces había vivido con bastante comodidad. El jugador cedido por el Villarreal obligó a desperezarse al meta catalán a con un disparo a los 20 minutos, y en el 30 un exceso de individualismo le impidió adelantar a los gallegos.

Todo cambió en el inicio de la segunda mitad, en la que el Gimnástic de Tarragona volvió a mostrar la misma faceta ambiciosa que en el comienzo del primer tiempo, aunque en esta ocasión los catalanes supieron aprovechar sus ocasiones. A los 54 minutos el cuadro tarraconense se adelantaba en el marcador a la salida de un saque de esquina, botado en corto, que Manuel introdujo en su propia portería al tratar de despejar el remate de Oscar Arpón.

El gol dejó noqueados a los gallegos, que quedaron definitivamente derrotados a los 60 minutos, con el segundo tanto visitante, obra de Miku, que no desaprovecho un centro medido de Jandro para batir a Queco Piña de tiro cruzado.

Con el marcador a favor el Nástic replegó líneas, lo que permitió el acoso del Racing de Ferrol, aunque sin la consistencia necesaria, salvo en el caso de Pereira, para inquietar la meta de Roberto. Los catalanes, a la contra, dispusieron a los 72 minutos en las botas de Calle una inmejorable ocasión para volver a marcar.