Competición
  • Clasificación Eurocopa

En la Guerra no hubo campeón de España

Fútbol | La historia

En la Guerra no hubo campeón de España

El Sevilla se impuso en la Copa del Generalísimo

Al inicio de la sublevación militar se celebraron diversos torneos en la zona nacional y la zona republicana. Esta última zona celebró campeonatos regionales en la campaña 36-37 en Cataluña y Levante, cuyos triunfadores fueron, respectivamente, el Espanyol y el Valencia. Dado que la sublevación militar se convirtió en Guerra Civil, en enero de 1937 no pudo comenzar la Liga y para llenar esas fechas se creó la llamada Liga del Mediterráneo, con la participación de los cuatro primeros clasificados de ambos campeonatos regionales. La victoria esta vez fue del Barcelona.

Una vez terminado este torneo se planteó jugar uno nuevo, denominado Copa de España Libre, y se solicitó un trofeo al presidente de la República. El campeonato debían disputarlo los cuatro primeros clasificados de la Liga del Mediterráneo, pero el Barça renunció para viajar a América y, por tanto, lo jugó el Levante, quinto clasificado. El torneo dio comienzo el 6 de junio de 1937 con el sistema de liguilla y, tal y como estaba establecido, debían jugar la final los dos primeros clasificados, Levante y Valencia. El partido se disputó en Sarriá el 18 de julio de ese año se impusieron los levantinistas (1-0).

Nuevo trofeo. El torneo no tuvo carácter de Campeonato de España de Football, y prueba de ello es que se solicitase un nuevo trofeo a la Casa Civil en lugar de ponerse en juego el que ya existía desde 1933 y que había ganado el Madrid F. C. el año anterior, ante el Barça en Mestalla.

La otra Federación Española, la franquista, creada en San Sebastián en mayo de 1937, aprobó en su asamblea de 20 de octubre de 1938 crear un campeonato denominado Torneo Nacional de Fútbol, solicitando al Generalísimo un trofeo para el vencedor. En este torneo deberían participar los campeones y subcampeones de los torneos regionales que se celebrasen en la llamada zona nacional. Los hubo en Galicia, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Navarra, Aragón y Andalucía. Además se invitó al Ceuta Sport para premiar al deporte donde se inició el Movimiento (sic).

El 25 de junio de 1939, el Sevilla ganó la final al Racing de Ferrol, pero el torneo tampoco se consideró entonces Campeonato de España. De hecho, la Copa del Generalísimo fue entregada en propiedad al ganador. Después, el Sevilla puso en la parte superior del trofeo la inscripción Campeonato de España, asimétrica con el resto del texto.