El Madrid se lleva a García, mano derecha de Emery

Primera | Almería

El Madrid se lleva a García, mano derecha de Emery

El Madrid se lleva a García, mano derecha de Emery

helios de la rubia

El preparador físico catalán ya entrena junto a Schuster

La bomba veraniega en el Almería no ha sido ningún fichaje, y sí la marcha del preparador físico Jordi García... ¡al Real Madrid! El catalán, mano derecha de Unai Emery, ha vivido seguramente su semana más intensa desde que llegase al mundo del fútbol. Y es que en apenas unos cuantos días, García ha pasado de preparar a un recién ascendido a Primera, a poner a punto, nada más y nada menos, que al actual campeón de Liga. Aunque el pasado martes ya estaba preparando la pretemporada con el Almería, una llamada lo cambió todo. El de Barcelona no se podía ni imaginar cuando saltó al césped del anexo del Mediterráneo que horas más tarde su teléfono le traería la mejor noticia. Al otro lado, y desde Madrid, Walter di Salvo le proponía convertirse en el preparador físico del equipo blanco. Jordi García no se lo pensó dos veces. Habló con el presidente Alfonso García y, aunque todavía le restaba un año de contrato con el conjunto rojiblanco, el máximo mandatario del Almería no le puso ninguna traba. Sabía que no era justo impedir que cualquiera rechazase una oferta tan suculenta.

Jordi dirigió el viernes su último entrenamiento en el Almería. Tras éste, se despidió de los jugadores y del cuerpo técnico y puso rumbo a Madrid. Ya el sábado por la tarde se estrenó con su nuevo equipo en Valdebebas junto a Schuster. Allí le esperaban con los brazos abiertos. En Almería sin embargo, deja un gran vacío en un cuerpo técnico en el que jugaba un papel clave.

Walter di Salvo le abrió las puertas del club blanco

El fichaje de Jordi García por el club blanco se debe a que el italiano Walter di Salvo, buen amigo del ex responsable de la parcela física del Almería, ha sido nombrado coordinador de los preparadores físicos del club madridista. El italiano, que ya formó parte del conjunto blanco en la temporada 2003-04 bajo las órdenes de Carlos Queiroz, regresa al club de Chamartín después de trabajar durante las tres últimas campañas en el Manchester United. Y es que el Real Madrid quiere potenciar la preparación física de los futbolistas con el proyecto de crear un Centro de Alto Rendimiento. En todo ese engranaje aparece Jordi García, un hombre que en las pasadas Navidades ya estuvo en Inglaterra estudiando los sistemas de trabajo de Di Salvo. Ahora vivirá otro reto en su aventura en la capital de España.