Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Un doblete histórico

Primera | Real Madrid

Un doblete histórico

Un doblete histórico

AS

Desde la temporada 85/86 el Real Madrid no gana en la misma temporada las Ligas de fútbol y baloncesto. El doble subcampeón aquella campaña fue, como puede suceder en ésta, el Barcelona.

El Real Madrid camina hacia un doblete que puede ser histórico y que no alcanza desde la temporada 85/86. Conseguido el título de Liga en fútbol, el equipo de baloncesto está a un paso de ganar la ACB. Se ha impuesto al Barcelona en los dos partidos celebrados hasta ahora en la final y sólo necesita vencer en uno de los tres encuentros restantes para terminar de teñir de blanco esta campaña 2006/07.

Han pasado 21 largos años desde que el Real Madrid no logra dominar en la misma temporada el fútbol y el baloncesto. 21 años en los que la sección de baloncesto sólo ha sumado cuatro nuevas Ligas, por nueve, incluida la de esta campaña, aportadas por el equipo de fútbol. Se ha pasado de Luis Molowny y Lolo Sainz a Fabio Capello y Joan Plaza. De la Quinta del Buitre y la de los Machos a Casillas, Ramos, Raúl y Van Nistelrooy. De Corbalán, Fernando Martín, Romay, Biriukov, Iturriaga y Wayne Robinson a Felipe Reyes, Raúl López, Bullock y Mumbrú.

Aquella Liga 85/86 marcó un antes y un después en la historia moderna del Real Madrid y presenta varias similitudes con la actual. Si entonces habían transcurrido cinco años sin ganar el título, esta vez la sequía duró cuatro y, como ahora, también hubo cambio de presidente. Ramón Mendoza sustituyó en el cargo a Luis de Carlos y llegó acompañado de tres estrellas que ayudaron a variar el rumbo errático del equipo. Maceda, Gordillo y Hugo Sánchez fueron el mejor complemento posible para esa Quinta del Buitre formada por Butragueño, Míchel, Sanchis y Martín Vázquez y a veteranos como Camacho, Santillana, Juanito y Gallego.

Una combinación perfecta que permitió ganar la Liga con una autoridad incontestable para terminar con 56 puntos, 11 más que el Barcelona y 13 más que el Athletic. Eran tiempos en los que la victoria sólo reportaba dos puntos. El máximo goleador de la Liga también fue blanco, como ahora. Dos décadas en las que se ha pasado de Hugo Sánchez a Ruud Van Nistelrooy.

Se inició con ese título un reinado que duró cinco años en los que el Real Madrid se convirtió en una máquina de inventar fútbol e hizo de cada partido un festival de goles. Pocas veces han disfrutado tanto sus aficionados como en aquella época. Época a la que le faltó la guinda de la Copa de Europa, un torneo que mereció por juego y nunca tuvo tan cerca como en la campaña 87/88, cuando después de eliminar a Nápoles, Oporto y Bayern fue eliminado en semifinales por el PSV por el valor doble de los goles marcados en campo contrario.

El reinado que ejerció el equipo de fútbol no tuvo su extensión en el baloncesto, que cerró esa campaña un ciclo de tres Ligas consecutivas. Barcelona, Ron Negrita Joventut y de nuevo Barcelona fueron las víctimas del Madrid en esas tres finales, la última de ellas ganada por un contundente 2-0 en un playoff final disputado al mejor de tres partidos.

Corbalán, Fernando Martín, Romay, Wayne Robinson e Iturriaga formaban la columna vertebral de una gran plantilla, en la que ya tenía su importancia Biriukov, veteranos como Del Corral, actual jefe de los servicios médicos del Madrid, o Rafa Rullán aún tenían algo que decir y en la que daba sus primeros pasos como profesional Antonio Martín, actual máximo responsable de la sección de baloncesto.