Mundial de Clubes
Euroliga
Darussafaka DAR

-

Zalgiris ZAL

-

Maccabi TEL

-

Khimki Moscú KHI

-

Milan MIL

-

B. Munich MUN

-

Liga Rumana
Universitatea Craiova Universitatea Craiova UCR

-

Gaz Metan M. Gaz Metan M. GMM

-

NBA
FINALIZADO
Indiana Pacers IND

91

Cleveland Cavaliers CLE

92

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

115

Los Angeles Lakers LAL

110

FINALIZADO
Atlanta Hawks ATL

118

Washington Wizards WAS

110

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

126

Dallas Mavericks DAL

118

Eurocup
Galatasaray GAL

-

Estrella Roja RED

-

Lietuvos LIE

-

Mornar Bar MOR

-

Fraport Skyliners FRA

-

Unics Kazan UNK

-

Partizan PAR

-

Turk Telekom TUR

-

Alba Berlin ALB

-

L. Kuban TIV

-

Limoges LIM

-

Arka Gdynia GDY

-

Germani Brescia BRE

-

Ratiopharm Ulm RAT

-

Unicaja MAL

-

Fiat Turin FTU

-

Hoy en As

Desafío latino en Madrid

Internacional | Ecuador - Perú

Desafío latino en Madrid

Desafío latino en Madrid

Ecuador y Perú se juegan hoy (19:00) el honor en el Calderón

Desafío Latino. Con letras mayúsculas. Así se ha bautizado el doble duelo que protagonizarán Ecuador y Perú en España. En medio de una gran expectación, el madrileño estadio Vicente Calderón (19:00 horas, Canal + Fútbol) será hoy el primer escenario de un choque esperadísimo, sobre todo entre la numerosa colonia ecuatoriana y peruana que vive en nuestro país.

Pero el partido de hoy es mucho más que un desafío. Es la cita con una historia dominada por una rivalidad histórica, un clásico del fútbol suramericano que allá es conocido como el Duelo del Pacífico. Un choque anticipado a la gran fiesta del fútbol que tendrá lugar del 26 de junio al 15 de julio en la Copa América y en la que ambas selecciones aspiran a llegar lo más lejos.

Pese a que la balanza estadística se inclina a favor de Perú -de los 37 partidos oficiales disputados entre ambas selecciones, Perú se ha impuesto en 16 ocasiones por 10 de Ecuador- el dominio de la Tricolor en los últimos años carga a Perú de una gran necesidad de recuperar la reputación perdida.

Lucha de banquillos. Con un vecino como Ecuador, que sorprendió en el Mundial de 2006 con una brillante actuación -estuvo a punto de meterse en cuartos-, Perú se siente obligada moralmente a empezar a despegar en una lucha titánica por recuperar parte de su pasado glorioso. Y en este pasado, entra en acción Julio César Uribe, el Diamante Negro, uno de los mejores jugadores de Perú de todos los tiempos. Porque este desafío latino con letras mayúsculas entre Ecuador y Perú es también un desafío de banquillos dirigidos por dos entrenadores duros y toscos, típicos del fútbol suramericano. Con una ventaja en este aspecto para el seleccionador de Ecuador, el colombiano Luis Fernando Suárez: la de tener un equipo bastante más definido. Su once se sustenta en una base sólida formada por siete jugadores más o menos fijos: Ulises de la Cruz, Iván Hurtado, Segundo Castillo, Luis Caicedo, Iván Kaviedes, Felipe Caicedo y Carlos Tenorio. El técnico de Ecuador experimenta poco. No lo necesita. Sí lo hará hoy en la portería, donde probará a Viteri.

Julio César Uribe, sin embargo, acaba de llegar al banquillo de Perú en la que es su segunda etapa al frente del equipo. Y lo hace con muchos retos pendientes. El primero, batir al eterno rival, Ecuador. Quienes conocen bien a Uribe aseguran que el Diamante Negro ha perdido su sonrisa permanente y contagiosa que dibujaba su rostro en su etapa de jugador. Aunque hay un dicho popular que asegura que segundas partes nunca fueron buenas, la llegada de Uribe al banquillo rojiblanco ha cargado de ilusión a los peruanos. Escudado en un esquema de juego aparentemente conservador, un 3-5-2, Uribe esconde un sistema pensado para "desdoblarse y replegarse" y para explotar la velocidad de sus dos delanteros en el contragolpe, Paolo Guerrero, jugador del Hamburgo, y Farfán, del PSV holandés.

El duelo está servido. Quien gane hoy en el Calderón, sumará algo más que una fría estadística. Saldrá muy reforzado de cara a esa Copa América que se avecina. No le resten importancia a este partido por su condición de amistoso. La rivalidad entre Ecuador y Perú no entiende de partidos amistosos. No lo entienden los jugadores, ni los técnicos, ni, por supuesto, los miles de seguidores que llenarán hoy el Calderón. El desafío está servido. La revancha, el miércoles en Barcelona.