Estás leyendo

"Dentro de dos años estaremos en la NBA"

Ramón Calderón

"Dentro de dos años estaremos en la NBA"

"Dentro de dos años estaremos en la NBA"

helios de la rubia

Ramón Calderón está conforme con la situación que se ha encontrado en el club, pero denuncia ciertas irregularidades en la gestión de la cantera. Por otra parte, declara que abre las puertas a todos los estamentos del fútbol y que el Madrid jugará más torneos en España el próximo verano.

Me deja usted bastante sorprendido con la política de puertas abiertas. ¡Ángel Villar invitado en el palco del Bernabéu!

Claro que sí, hombre. Y también Sánchez Arminio. Ya sabe usted que yo actúo siempre con la máxima naturalidad. Mire, en el Madrid habíamos dejado de tener los pies en el suelo en la última etapa de Florentino.

Y abre usted los brazos a los peores enemigos del club.

No es eso. Quiero que vengan Villar, Sánchez Arminio, Rummenigge por el G-14, Astiazarán por la Liga y todos los que representen a estamentos porque el Madrid debe participar en el fútbol de forma activa. No vale aislarse, mirar por encima del hombro y luego protestar.

Oiga, que Villar está favoreciendo mucho al Barça y lo mismo no es bien recibido por los socios.

Le voy a decir algo. Voy a formar parte de la Junta directiva de Villar y, además, estaremos representados con una vicepresidencia. Si queremos controlar lo que sucede, será siempre mejor desde dentro. Villar está encantado con este giro en la política del club. De verdad, he comido con él en la Ciudad del Fútbol y ha sido cordialísimo. Los socios deben entenderlo.

Decía usted arrogancia...

Y mucha. Y hemos pagado por el pecado de la arrogancia. No podemos considerarnos en un escalón superior allá donde vamos. Somos el Madrid y tenemos una historia y un peso sustancial, pero siempre con humildad.

También por Europa...

Por supuesto. Tengo citas en los próximos días con Blatter y Johansson para hablar del G-14 con naturalidad, sin enfrentamientos. La Champions y el G-14 no tienen planes excluyentes. De verdad, el que llega al éxito con arrogancia es mal recibido en todas partes.

Dirá usted esto porque no es 'muchimillonario'. Se comenta que usted es el primer presidente, desde Bernabéu, que no es rico de gran fortuna.

Pues puede ser. Yo tengo mis necesidades cubiertas. Pude ganar muchísimo dinero con mi profesión, pero esa nunca fue mi aspiración. Es posible que este aspecto me acerque a la gente y al socio madridista. Además, le diré una cosa: los muy millonarios, los que amasan dinero, al final no son felices. Están amargados pensando cómo hacer dinero, en lugar de cómo hacer amigos.

No sé si se está refiriendo a Florentino y Villar Mir.

Ja, ja, ja. Usted mismo piense lo que quiera. Yo, de verdad, sólo pido a mis amigos y a los madridistas que me traten con cariño. No estoy aquí para ganar dinero. Este puesto es 'prestao' y no me obsesiona estar aquí muchos años.

¿Ha detectado usted al llegar a la presidencia alguna irregularidad en las cuentas del club?

Mire, estamos preocupados porque hemos detectado que desgraciadamente en algunos casos de la cantera lo que parecían decisiones de criterio deportivo, no eran exactamente así.

Esta es una insinuación grave y, supongo, demostrable.

Demostrables en algunos casos, aunque los interesados dicen que se trataba de un 'sistema normal de mercado'. Parece que algunos colaboradores trabajaban con unas condiciones que no eran las más aconsejables para el Real Madrid.

¿Tirará usted de la manta dando nombres?

Pues mire, no. No merece la pena porque perjudicaría al club y lo que hay que hacer en estos casos es mirar hacia adelante.

¿Sin responsabilidades?

Había que hacer lo que hemos hecho, prescindir de esta gente que no respondía a las expectativas del club. El club había sido utilizado algunas veces de forma indebida. Hay que tomar ejemplo para que no vuelva a suceder. Lo malo está ya detectado y corregido. Y no hablemos más.

¿Entonces?

La confianza que he depositado en Michel es un acierto, con un sistema nuevo y de confianza, con ex jugadores de competencia demostrada.

Pero usted estaba en la directiva cuando esto sucedía. ¿No estaba informado?

Pues la verdad es que no. El Madrid era muy presidencialista y tampoco uno puede estar permanentemente en contra de todo. Florentino hizo un noventa por ciento de las cosas bien y pensabas que no había razones para tener dudas.

¿Y las cuentas del club?

Eso está saneado. El balance era el esperado. Hay salud económica. Hay algunos compromisos de obras que nos complicarán la cuenta de resultados, pero todo superable.

...

Hay fuentes de ingresos previstas. La prioritaria es negociar el contrato de televisión, por el que queremos sacar 120 millones de euros al año por cinco temporadas a partir de 2008.

Una locura de dinero. ¿Hay propuestas firmes?

Hay varios interesados y hay que empezar a negociar para cerrar el tema antes de Navidad. Me encantaría que Sogecable fuera la que siguiera como hasta ahora. Pero tendrá sus criterios... Yo lo que quiero demostrar es que no admito dudas sobre la venta de estos derechos, porque en la campaña alguien me acusó de tenerlos apalabrados y eso fue un bulo absurdo, con muy mala intención.

Por cierto, el 'cerebro' de las cuentas en la etapa de Florentino Pérez, Carlos Martínez de Albornoz, se marchó...

Sí, hizo una grandísima labor. Nos ha dejado todo en orden y estoy muy tranquilo. Quiero que José Ángel Sánchez, hasta ahora nuestro brillante director de la explotación y expansión del club, asuma también estas funciones contables como una especie de consejero delegado. José Ángel tiene toda mi confianza. Renunció a una oferta multimillonaria del Liverpool para seguir con nosotros.

Explotación y expansión, asignatura permanente.

Pues sí. Tenemos proyectos. Por ejemplo la inmediata construcción de una residencia de jugadores en Valdebebas. Quiero que los ochenta chavales que tenemos de fuera vivan bajo nuestro control. Que se formen, que se entrenen allí y no anden desperdigados. La residencia es una obra de bajo coste. El ayuntamiento está algo remiso con las licencias, pero se solventará el problema y esto es para hacerlo ya, en dieciocho meses.

Y el pabellón...

También. Mire usted, ya tenemos confirmado que el Madrid jugará en la NBA sí o sí de aquí a dos años, máximo tres. A finales de agosto vendrá un experto de la NBA para las directrices que tiene que llevar el pabellón ajustándose a las exigencias de la NBA.

Cuente, cuente.

En el reciente viaje a Seattle hemos negociado el tema con máximos responsables de la NBA y hay acuerdo en los términos globales. Se escogerán cuatro equipos europeos que jugarán en la Zona Este unos cuatro o cinco partidos en veinte días. Igual, ellos vendrán a Europa para hacer lo mismo. El año que viene, cuando vayamos a inaugurar el estadio de Salt Lake City, del que dimos las primeras paladas, seguiremos cerrando detalles.

¿Y la ACB?

Ningún problema. El Madrid jugará también en la ACB, que nadie lo dude.

¿Y el fútbol sala?

También va el proyecto para adelante. Hemos negociado con varios clubes y estamos barajando los presupuestos más favorables.

Da usted la impresión, no sé si será porque me ha recibido en bermudas, de que ser presidente del Real Madrid es sencillo.

Si es que Ramón Calderón es uno más de todos los socios que tiene este club y con esa naturalidad tengo que entenderlo. Si usted quiere, diría que me gustaría acercarme al modelo de Don Santiago Bernabéu, del que casi todo es aprovechable, adaptándolo a nuestros tiempos, claro. Ahora ya no valdría aquello del ordeno y mando. Pero sí que serviría en cuanto a la actitud del presidente.

¿Se levanta por la mañana y piensa: 'tengo poder'?

Pues no he sentido eso aún. Es verdad que al recibir correspondencia y llamadas de gente muy importante te das cuenta de que estás en un puesto de poder. Pero esto es pasajero. Yo sólo soy ahora mismo el representante del madridismo hasta que los socios quieran. Tengo los pies en el suelo y no perderé la perspectiva.

¿Tener los pies en el suelo es decidir, por ejemplo, que el Real Madrid vuelva a jugar torneos en España, como el Ramón de Carranza?

Eso es una muestra de que queremos estar cerca de los seguidores del Madrid. Hay que volver a una serie de valores clásicos que habíamos perdido, alejándonos de la realidad. Ir a Cádiz es una satisfacción enorme y para mí inolvidable, pues ejerceré el cargo por primera vez en un estadio español. En Cádiz están como locos por recibirnos, la respuesta de la gente va a ser impresionante Estamos encantados. Le diré que ya me han llamado presidentes de clubes para invitarnos para el año que viene. Seguro que iremos al Teresa Herrera. Lendoiro me ha llamado y se lo he prometido, porque La Coruña es un sitio maravilloso. El calendario de la próxima pretemporada pasará nuevamente por Estados Unidos, iremos de nuevo a Salt Lake City. Pero intentaremos participar en más torneos de España, al menos en dos o en tres.

Confiéseme una cosa: ¿cuántos nuevos amigos le han salido debajo de las piedras desde que es presidente?

Je, je, je. Se lo resumo con sinceridad: hay muchos pelotas en este país. Gente que no tiene dignidad, que se enfrentó a mí en el proceso electoral y ahora me llama ilusionada por estar conmigo en este proyecto. No quiero amigos coyunturales, gracias.

Y una última curiosidad fuera de guión: ¿es verdad que Cassano va a ser futbolista?

No me sea usted irónico. Cassano ha adelgazado cinco kilos en un mes. Capello le va a transformar en nuestro nuevo fichaje de la temporada.

Le deseo que tenga mucha suerte, presidente.

También te puede interesar