Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Masters 1000 Cincinnati
  • WTA Cincinnati
Liga Holandesa
EN JUEGO
Feyenoord Feyenoord FEY

0

Utrecht Utrecht UTR

1

EN JUEGO
AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

0

Groningen Groningen GRO

0

Heracles Heracles HCL

-

PSV PSV PSV

-

FINALIZADO
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

2

Willem II Willem II WII

3

FINALIZADO
Twente Twente TWE

3

Waalwijk Waalwijk WAA

3

Masters 1000 Cincinnati
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
6 3 3
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
3 6 6
WTA Cincinnati
svetlana_kuznetsova Svetlana Kuznetsova Svetlana Kuznetsova
-
madison_keys Madison Keys Madison Keys
-

Una Juve desmantelada en el pozo de la Serie B

Internacional | Moggi-Gate

Una Juve desmantelada en el pozo de la Serie B

Una Juve desmantelada en el pozo de la Serie B

Seis de sus estrellas ya han sido traspasadas. El resto, en rebeldía o con dudas. La Juve ha ingresado más de 75,5 millones en seis traspasos

Fabio Capello fue el primero en abandonar el barco juventino: una cláusula en su contrato le liberaba, dando automáticamente luz verde a su contratación por el Real Madrid. Tras el técnico, Cannavaro y Emerson, también al conjunto madridista; Zambrotta y Thuram, al Barcelona; y Patrick Vieira e Ibrahimovic, al Inter. Ninguno de ellos dudó al estampar la firma que les comprometía con otros clubes: ninguno de ellos quería jugar la temporada 2006-2007 en la Serie B.

Total, seis de sus estrellas traspasadas y 75,5 millones ingresados en las arcas juventinas. Pero las consecuencias que el Moggi-gate (escándalo de compra de partidos que infectó al Calcio) puede tener sobre la vechia signora son todavía un misterio. O no. Parece estar fraguándose una revuelta en toda regla en el vestuario juventino. Ibrahimovic se declaró en rebeldía y amenazó con acudir a los tribunales si Cobolli Gigli, presidente de la Juve, no le traspasaba. El mandatario no tuvo más remedio que atender a los deseos del delantero sueco y dejarle marchar (por 24 millones de euros) al Inter de Milán. Camoranesi ha decidido seguir el camino iniciado por Ibra: se niega a jugar en Serie B y exige su traspaso inmediato a otro club (podría ser el Olympique de Lyon o el Roma). Trezeguet se mantiene en un segundo plano, sobre todo por respeto a su técnico y amigo Deschamps, pero con el dedo en el gatillo; en cuanto vea una señal de debilidad de Gigli, el delantero francés hará las maletas. Trezeguet continúa a la espera de una oferta lo suficientemente interesante que le motive plantarse ante los mandatarios juventinos.

Buffon es otro cantar. El portero campeón del mundo se hartó de prometer su continuidad en la Juve pasara lo que pasara, pero la situación del equipo, en constante demolición, y la llegada del meta Belardi, procedente del Reggina, podrían haberle hecho replantearse su situación. Aunque distante, son ya muchos los rumores que describen el malestar del arquero por jugar en la Segunda italiana.

Entre tanto, la Juventus sigue su peregrinaje jurídico en busca de la absolución o, al menos, de amortiguar al máximo su caída por el escándalo de los amaños de partidos. Tras su primer recurso, la vechia signora vio cómo su castigo de descenso a la Serie B y 30 puntos menos para la próxima temporada se recortaba, pasando a ser 17 puntos menos. Así, el pasado 1 de agosto presentó un nuevo recurso, esta vez ante el Comité Olímpico Italiano, que aún no se ha pronunciado.

Mediaset.

Y todo ha salpicado pocos meses después de que la Juve haya firmado un acuerdo récord con Mediaset, compañía que será poseedora de los derechos televisivos de la vechia signora para las campañas 2007-08 y 2008-09, por la nada despreciable cifra de 218 millones de euros. Para la próxima temporada, la 2006-07, la entidad turinesa mantiene en vigor el contrato que firmó con Sky Italia, por el que percibirá casi 100 millones de euros. Con todo, quizás la Juve vea marchar a la mayoría de sus estrellas, pero económicamente parece estar más fuerte que nunca.