Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

Maniche fue mata-mata

Mundial 2006 | Portugal 1 - Holanda 0

Maniche fue mata-mata

Maniche fue mata-mata

afp photo

Portugal superó un duelo con 16 amarillas y 4 rojas

No, no fue la fiesta de los extremos. Fue la fiesta de Portugal y también la de Valentin Ivanov, un árbitro ruso que se puso el listón altísimo al sacar una tarjeta en la primera falta del partido y se vio obligado a irse hasta las 16 amarillas y 4 rojas en un choque nada violento en sus inicios pero que degeneró en continuas trifulcas ante el excesivo celo del trencilla.

La marca del colegiado es, desde ayer, nuevo récord de las Copas del Mundo de fútbol. Atrás quedaron las 16 amarillas y 2 rojas que mostró el malagueño López Nieto en el Camerún-Alemania en el Mundial de Corea y Japón.

Y eso que el partido prometía espectáculo, sobre todo por las bandas, pero hubo poco donde rascar, pese a la tensión lógica de un encuentro mata-mata, como le gusta decir a Scolari. A los 7', Boulahrouz empañó su buen Mundial arreándole con los tacos en el muslo a Cristiano Ronaldo y dejándole KO: el del United duró 27 minutos más sobre el campo, pero más fuera del rectángulo de juego que dentro de él.

En ese tiempo, a Portugal le había dado tiempo a adelantarse en el marcador en una rápida combinación entre Deco y Pauleta. Maniche recibió el balón de este último, se acomodó el cañón que tiene en la pierna derecha y que parecía oxidado desde hacía siglos y fusiló a Van der Sar, 113 veces internacional con Holanda y récord de su selección, superando a Frank de Boer.

Lío tras lío. Cuando todos esperábamos que el partido se abriese, comenzó la locura del árbitro, ayudado sin duda por unos jugadores desquiciados ante las maneras del colegiado ruso. Costinha fue el primer expulsado, antes de llegar al descanso, tras ver la segunda amarilla por unas manos absurdas.

En la segunda parte, Holanda tocó a rebato y, con Sneijder más adelantado (¿pero qué hace este chaval todavía en el Ajax?), la oranje comenzó a asediar a Ricardo: larguero de Cocu, un jugadón de Van Persie que si acaba en gol se cae hasta Maradona de su asiento, llegadas por todos lados... Y eso que Robben estuvo ayer horrible.

Luego, le tocó el turno de enfilar los vestuarios a Boulahrouz, por un codazo a Figo, y las tarjetas comenzaron a volar. El interista terminó de calentar el ambiente cuando, con Carvalho lesionado sobre el césped, quiso encarar a Van der Sar. Ivanov detuvo el juego y, en el posterior bote neutral, Heitinga se olvidó de ceder el balón a los lusos y, cuando llevaba medio campo recorrido, Deco casi le deja inválido tras una coz impropia del barcelonista. Tumulto de nuevo, tropecientas tarjetas, partido roto del todo y en el alargue, otra roja más, a Gio. Pasó Portugal y fue mata-mata, sí.

El detalle: Gio y Deco, sorprendidos

Gio y Deco vieron desde el túnel de vestuarios el final del encuentro, expulsados. Allí, los dos barcelonistas comentaron el desaguisado que organizó Ivanov.