Competición
  • Euroliga
  • Clasificación Eurocopa
  • Final ATP World Tour
  • Copa Argentina
Euroliga
FINALIZADO
CSKA CSK

88

Fenerbahce FNB

70

FINALIZADO
Estrella Roja RED

72

Asvel Villeurbanne AVI

74

FINALIZADO
Olympiacos OLY

83

Zalgiris ZAL

74

Final ATP World Tour
FINALIZADO
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
4 6
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
6 7
Copa Argentina
FINALIZADO
River Plate River Plate RP

2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

0

Pepe Reina

Pepe Reina

Lo mejor:

Reflejos. Ha acreditado esta cualidad en su mayor grado parando penaltis en la Premier. Por su rapidez de reacción puede permitirse aguantar el disparo del delantero hasta el último gesto.

Agilidad.

Tiene piernas rápidas para buscar la posición ideal, con paso adelantado o lateral, cerrando los ángulos al delantero. A la vez, se desplaza rápido por el área cuando debe buscar el balón.

Uno contra uno.

Aunque en el Liverpool no se prodigan estas jugadas, Reina es de los que aguantan al delantero sin tumbarse, y sabe cerrar el disparo con el cuerpo y las piernas.

Autoridad.

Pese a su juventud, 24 años, en la Premier ha ganado en madurez y se muestra autoritario en el mando sobre su defensa. Tiene prioridad en las órdenes y sus compañeros confían en él cuando sale a por el balón.

Lo mejorable:

Choque.

Ha dejado entrever en la Premier que aún debe ser más duro en el cuerpo a cuerpo. "Aquí son boxeadores en el área", ha dicho, y por eso debe fortalecerse cuando sale por alto a blocar.

Blocaje.

Lanza muy bien los brazos hacia el balón y llega lejos con las manos porque se lo permite la estatura, pero aún está en proceso de perfeccionar el blocaje del balón cuando llega desde lejos o atraparlo en situaciones complicadas.

Estatura.

Con 1,87 está en la cota justa para ser un portero alto. En Europa, los considerados números uno tienen más centímetros. Pero Reina se maneja muy bien con su estatura y no le desmerece de manera relevante.

Con los pies.

Se defiende bien con la derecha, sin mayores sobresaltos. Con la izquierda naufraga por completo.