Serie A
Ligue 1
Euroliga
FINALIZADO
Anadolu Efes IST

106

Buducnost Voli BUD

68

FINALIZADO
Fenerbahce FNB

79

CSKA CSK

75

NBA
FINALIZADO
Detroit Pistons DET

104

Milwaukee Bucks MIL

107

FINALIZADO
New York Knicks NYK

110

Phoenix Suns PHX

128

FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

132

Sacramento Kings SAC

105

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

102

Utah Jazz UTA

97

FINALIZADO
Oklahoma City Thunder OKC

121

Chicago Bulls CHI

96

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

123

Philadelphia 76ers PHI

96

FINALIZADO
Golden State Warriors GSW

110

Memphis Grizzlies MEM

93

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

127

Portland Trail Blazers POR

131

Eurocup
FINALIZADO
Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

83

Asvel Villeurbanne AVI

84

FINALIZADO
Cedevita Zagreb CED

62

Tofas Bursa TOF

96

FINALIZADO
BC Andorra AND

87

AS Monaco MON

80

FINALIZADO
Dolomiti Energia Trento TRE

83

Valencia VAL

95

Hoy en As

Duckadam vuelve al lugar del crimen

Copa UEFA | Betis - Steaua

Duckadam vuelve al lugar del crimen

Duckadam vuelve al lugar del crimen

agencia

El Steaua llegó a Sevilla con el espíritu y los héroes de la final de la Copa de Europa del 86.

Con una emoción casi religiosa, diez componentes del mítico Steaua, que en 1986 derrotó al Barcelona en la final de la Copa de Europa, visitará por la mañana el, para ellos mágico, Sánchez Pizjuán. Y entre ellos Helmut Duckadam, el recordado cancerbero que detuvo cuatro penaltis a los barcelonistas Alesanco, Pedraza, Pichi Alonso y Marcos. Con ellos, Lacatus, que mantiene casa, amigos y recuerdos entrañables en Oviedo (se emocionó cuando As le regaló la camiseta del equipo asturiano al que le gustaría entrenar algún día).

La historia de Duckadam es sobrecogedora. Tras aquel 7 de mayo del 86, estuvo dos años desaparecido. Diez años después, la prensa rumana contó que el entonces presidente del Real Madrid (Ramón Mendoza) le había regalado un Mercedes por haberle 'quitado' al Barça el preciado trofeo. Nicu Ceaucescu, presidente del club e hijo del dictador rumano, Nicolae Ceaucescu, le exigió, supuestamente, la entrega de dicho vehículo. La negativa del meta, opuesto al régimen comunista, le supuso que la policía secreta rumana le rompiese los diez dedos de sus manos, lo cual explicaría su artrosis. Así se las gastaba Ceaucescu. El Steaua era el equipo del ejército donde, los 'privilegiados' llegaban alto en el escalafón y los que no 'tragaban' caían en desgracia.

Así de ilustre es el rival que esta noche visita el Ruiz de Lopera. Un grande de Europa. ¿Qué Betis veremos? ¿El de la Liga que está en descenso? O este EuroBetis que, según dijo Serra ayer "va a salir a muerte"?. Va a ser un partidazo muy seguido también por la gran colonia rumana que habita en España. Y ojo. El Betis puede hacer historia.

"Necesitaba dinero y vendí los guantes de la final de Sevilla"

El 7 de mayo de 1986 permanece vivo en la mente de una generación de futbolistas rumanos que se consagraron en el Sánchez Pizjuán. Los Belodedici, Balint, Iordanescu, Lacatus...se hicieron con un nombre en el mundo del fútbol tras la final de la antigua Copa de Europa que le ganaron al Barça. Pero un hombre en especial se coronó aquella noche sevillana; Duckadam. Aquel arquero larguirucho con prominente bigote que detuvo cuatro penaltis a los azulgranas pasó de la gloria a la desgracia en apenas unos meses. Porque aquel fue su último partido, pese a tener 26 años, ya que durante las vacaciones en el Mar Negro sufrió una trombosis en un brazo que le impidió seguir en el fútbol. Y 'Ducky', como le conocen los suyos, volvió ayer a Sevilla para rememorar tiempos mejores. "Regreso a la ciudad donde viví el momento más maravilloso de mi vida", comentaba ayer, en un mal inglés y en exclusiva para AS, el héroe rumano. Porque a partir de ese momento a Duckadam se le complicó la vida. Ahora vive con alguna que otra penuria económica: "Hace poco vendií los guantes de la final de Sevilla porque necesitaba dinero".

Olaroiu "No están pasando un buen momento"

"Acudimos con la intención de pelear la eliminatoria hasta el final porque ahora mismo está al 50 por ciento. Si acaso, el Betis es un poco más favorito porque juega delante de su público, pero no renunciamos a eliminarles en su estadio. Ellos no están pasando por un buen momento".

Serra "Tenemos que jugar a muerte"

"No debemos despreciar nada. Tenemos que jugar a muerte esta eliminatoria. Sólo pensaré en que hay que pasar a los cuartos de final. Gracias a la afición hemos paseado el sentimiento verdiblanco en todos los campos donde hemos acudido. Si nos clasificamos, disfrutarán".