"¿Javi Navarro? Fue mucho peor la patada de Figo a César"

Joaquín Cortizo

"¿Javi Navarro? Fue mucho peor la patada de Figo a César"

"¿Javi Navarro? Fue mucho peor la patada de Figo a César"

pedrosa

Cortizo, defensa derecho del Zaragoza de Los Magníficos, cumplió 24 partidos por algo que dice no hizo: lesionar a Enrique Collar, el 27 de diciembre de 1964. "Aquella injusticia cambió mi vida", afirma.

¿Joaquín Cortizo? Le llamo del diario AS...

Ah, qué tal. Usted querrá hablar conmigo sobre la jugada de ese chico, Javi Navarro... ¿no?

¿Cómo lo sabe?

Porque cada vez que ocurre algo así me llaman. En fin.

A usted se le recuerda por...

(Interrumpe) ...por una injusticia. Aquello fue una barbaridad.

La leyenda dice que usted lesionó a Collar en un encuentro el 27 de diciembre de 1964. Y que le cayeron 24 partidos.

Yo no lesioné a Collar. Fue un balón suelto, entramos y yo despejé la pelota. Chocó conmigo y en la caída se rompió la pierna.

(Cortizo fue defensa derecho del Zaragoza de Los Magníficos, un equipo exquisito. Y cuenta que fue el conde de Cheles, directivo del Atlético y vicepresidente de la Federación Española, quien forzó a que se le impusiera el máximo castigo. A Otto Bumbel, entrenador rojiblanco, le cayeron doce partidos; y a Glaría, también atlético, otros seis, todo por insultos al colegiado, el vasco Gómez Arribas).

¿Fue un partido duro?

No, normal, nada raro.

Pero ya habían tenido antes un encuentro ustedes dos...

Collar me clavó los tacos bien profundos en una plancha. Teníamos un pique porque yo siempre lo marcaba bien. Él tenía ese defecto, dejaba mucho la plancha y era peligroso. Pero yo nunca le he guardado rencor.

¿Usted cumplió la sanción?

Sí, 15 partidos de LIga y 9 de Copa.

Ahora piden que los agresores sean castigados por un tiempo igual al del jugador lesionado.

¡Yo pasé mucho más tiempo! Collar volvió y yo seguía castigado. A mí aquello me hundió, me cambió la vida. Iba a ser internacional... Dejé el Zaragoza y jugué dos años en el Jaén, pero el fútbol ya no fue lo mismo tras una injusticia tan grande. El fútbol me trató mucho peor que yo a él. Me ha costado disgustos y mucho dinero.

¿Le recuerda la entrada de Javi Navarro a la suya?

Es que en mi caso no hubo entrada. Yo saqué la pelota y el árbitro no pitó nada. Collar cayó en mala postura y luego supimos que se había roto la tibia. Ni me quiero acordar, hace 40 años...

¿Qué le parece la entrada de Javi Navarro?

Dura, pero no es para tanto. El muchacho va fuerte, pero no con la intención de hacer daño. Fue mucho peor la patada de Figo a César, el del Zaragoza, y lo vio toda España. Pero no pasó nada.

¿Y por qué?

Porque el Madrid y el Barça siempre han estado protegidos. Los árbitros españoles no tienen entidad. Sólo me gustan los ingleses.