Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Europa League
FC Astana FC Astana AST

-

BATE BATE BAT

-

Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Malmö Malmö MAL

-

Bnei Yehuda Bnei Yehuda BNY

-

Suduva Suduva SUD

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Hapoel Beer Sheva Hapoel Beer Sheva HAP

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

Maribor Maribor MRB

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Riga Riga RIG

-

AEK Atenas AEK Atenas AEK

-

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

-

Legia Legia LGV

-

Rangers Rangers RAN

-

Estrasburgo Estrasburgo EST

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

PSV PSV PSV

-

Apollon Apollon PLL

-

Steaua Steaua STE

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Gent Gent GNT

-

Rijeka Rijeka RIJ

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Royal Antwerp Royal Antwerp RAN

-

Braga Braga BRG

-

Spartak Spartak SPA

-

Celtic Celtic CLT

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

PAOK PAOK PAO

-

Torino Torino TOR

-

Wolves Wolves WVH

-

Partizán Partizán PTZ

-

Molde Molde MLD

-

Espanyol Espanyol ESP

-

Zorya Zorya ZOR

-

Copa Argentina
FINALIZADO
San Martín de Tucumán San Martín de Tucumán SMT

0 0

Argentinos Juniors Argentinos Juniors AJ

0 0

El Partizan, vuelve un histórico

Liga de Campeones | Real Madrid - Partizán

El Partizan, vuelve un histórico

El Partizan, vuelve un histórico

El Partizan, con el Sporting de Lisboa, jugó el primer partido en la antigua Copa de Europa. Era el 4 de septiembre de 1955

El Partizan de Belgrado que regresa a la élite europea es ahora un novato en la Liga de Campeones, en el grupo F, pero es un club repleto de historia, pionero en los orígenes de la Copa de Europa.

El Partizan, con el Sporting de Lisboa, jugó el primer partido en la antigua Copa de Europa. Era el 4 de septiembre de 1955 cuando Sporting y Partizan saltaron al césped ante 30.000 espectadores.

Un partido para el recuerdo, en blanco y negro, que acabó con 3-3. El primer gol lo marcó el portugués Martins en el minuto 14, pero Milos Milutinovic, hermano mayor del trotamundos Bora, seleccionador de Honduras, hizo el primer doblete (minutos 45 y 50). Además, en el partido de vuelta, que Partizan ganó por 5-2, logró el primer "hat-trick" (16,31, 39) en la Copa de campeones.

El mismo Milutinovic, fallecido hace algunos meses en edad de 70 años, acabó siendo el primer goleador de la Copa de campeones con 7 tantos. Dos de ellos los consiguió ante el Real Madrid, en los cuartos de final de aquel torneo. El primer duelo se jugó en Madrid el 25 de diciembre de 1955 y acabó con 4-0 con goles de Castaño (2), Gento y Di Stéfano pero en el partido de vuelta, jugado en Belgrado el 29 de enero de 1956, con mucho nieve y enorme frío, sufrió mucho para pasar.

Su propia "saeta rubia"

El Partizan ganó 3-0 con dos goles de Milos, conocido en Belgrado con el mismo apodo que Alfredo di Stéfano. Milos también era la "saeta rubia".

El Partizan no pisó nunca más el Bernabéu, pero se enfrentó con el Real Madrid en la gran final de la temporada 1965/66. Una vez más hizo historia entrando en la final de la máxima competición europea como el primer club del este de Europa. Antes de enfrentarse al Madrid, el equipo de Belgrado tumbó a los campeones de Francia (Nantes), Alemania (Werder), Checoslovaquia (Sparta) e Inglaterra (Manchester United de Charlton, Law y Best). En la gran final, el 11 de mayo de 1966, el Partizan se adelantó con el gol del Velibor Vasovic -fallecido hace un año de infarto-, pero los goles de Amancio y Serena dieron la "sexta" al Madrid "Ye-Yé".

De los 22 jugadores protagonistas de aquella final, hay tres que no podrán volver a ver este partido. En el Partizan fallecieron ya Vasevic y el extremo derecho Mane Bajic mientras en el Real Madrid nos faltará Ramón Moreno Grosso.

Desde entonces el Partizan nunca volvió a jugar una final europea y con cierta envidia vivió los días de gloria de Estrella Roja que ganó la Liga de campeones en 1991. Estrella Roja fue en la última década el primer equipo serbio, pero tras las guerras, descomposición de la antigua Yugoslavia, sanciones internacionales y tocar fondo, el Partizan poco a poco recuperó el dominio a nivel nacional.

Trasvases hacia Madrid

Desde la temporada 92/93 ganó 7 Ligas y 4 Copas frente a las 3 Ligas y 7 copas del Estrella Roja. Los piques históricos que unen el Partizan y el Real Madrid, fundadores de la Liga de campeones junto a otros 14 equipos, refuerzan los hombres que han defendido los colores de ambos clubes, como jugadores o entrenadores.

El primer caso es el de Radomir Antic. En su día fue un destacado jugador del Partizan y luego llegó a ser entrenador del Real Madrid. El primer jugador que directamente fichó por el Real Madrid procedente del Partizan ha sido el defensa Predrag Spasic, tras el Mundial de Italia 1990. Fue un capricho del Ramón Mendoza, entonces presidente del Real Madrid, que no salió muy bien. El segundo caso fue un futbolista que dejó huella en Madrid. Pedja Mijatovic no llegó directamente desde Yugoslavia. Aterrizó en el Bernabéu desde Valencia.

No son muchos los trasvases Partizan-Real Madrid en el fútbol. Sin embargo, en el baloncesto son más numerosos. Drazen Dalipagic, Aleksandar Djordjevic, Nikola Loncar y Zeljko Obradovic (entrenador) jugaron en uno y otro bando. También Miroslav Vorgic, en su día jugador del voley del Partizan y Real Madrid, luego muchos años preparador físico del club.

Una excelente cantera

La cantera del Partizan es amplia. Además de Spasic y Mijatovic, un buen puñado de jugadores procedentes del Partizan han pasado en los últimos 15 años por el fútbol español: Slavisa Jokanovic, Milinko Pantic, Veljko Paunovic, Goran Bogdanovic, Branko Brnovic, Savo Milosevic, Dragan Ciric, Goran Stevanovic, Igor Tasevski, Albert Nadj, Ivan Tomic, Djordje Tomic, Dejan Markovic, Petar Vasiljevic, Dragan Isailovic...

El pasado no tiene mucho que ver con la actualidad, pero pase lo que pase el Partizan que se dejará ver el miércoles, en el Bernabéu no será un "Don Nadie". Después de muchos años de venta permanente, Partizan cambió el curso. En enero de este año fichó a Lottar Mathaus por 750.000 euros (casi la quinta parte del presupuesto anual), después aterrizó el nigeriano Taribo West, el veterano Ljubinko Drulovic (35) volvió a casa, el central Nenad Djordjevic llegó desde Obilic y se cambió el mapa de este club tan laureado.

El gran éxito de Lottar Mathaus ha sido saber transmitir su mentalidad alemana al talento improvisado y desordenado de los jugadores serbios.

Cuando tras el 0-1 contra el Newcastle en Belgrado, Matthaus dijo: "Vamos a ganar el partido de vuelta", parecía una utopía pero con el técnico alemán se convertió el deseo en una bonita realidad. Gracias a él, el Partizan y sus fieles seguidores siguen disfrutando: dentro de dos semanas regresará a Belgrado el Real Madrid de los galácticos, algo que desea con fervor el público de Belgrado.