Y Maradona dejó de jugar

Grupo F | Argentina

Y Maradona dejó de jugar

Y Maradona dejó de jugar

El Argentina-Nigeria del Mundial ’94 pasó a la historia por ser el último partido oficial que disputó Diego Maradona con la albiceleste.

Era el segundo encuentro de Argentina en el Mundial de Estados Unidos ’94 y el guión seguía el desarrollo previsto. Los hombres dirigidos por Alfio Basile habían goleado a Grecia en su presentación, con golazo incluido de Diego, y afrontaban el choque ante los nigerianos con una moral en apariencia inquebrantable. Dos tantos de Caniggia terminaron con el juego atrevido y descarado de Nigeria y los seguidores argentinos ya especulaban con la posibilidad de repetir lo conseguido ocho años antes en México.

Sin embargo, las tertulias en los cafés porteños pronto cambiarían de tema de conversación y la sonrisa de los aficionados se tornó en una mueca de disgusto, tristeza y decepción que aún llevan marcada en el alma. Sin saberlo, ese 26 de junio de 1994 habían asistido al último partido oficial de Maradona, de Diego, del Diez con la camiseta albiceleste. Un positivo en el control antidopaje efectuado tras el choque ante Grecia apartó a Maradona para siempre de la selección.

El mito volvía a derrumbarse y con él todas las ilusiones de millones de argentinos, que dejaron de pensar en ganar el Mundial y volvieron a preocuparse por la situación del país. Diego les había fallado, pero cuando los argentinos hablan de Maradona no cabe la palabra rencor. Por eso, ocho años después el Diez continúa siendo lo único intocable en un país que ha perdido todo menos la ilusión por los partidos de la albiceleste.