Con la lección bien aprendida de Leeds

Liga de Campeones | Lille - Deportivo

Con la lección bien aprendida de Leeds

Con la lección bien aprendida de Leeds

El desconocido Lille provoca recelos en el equipo gallego

El Deportivo vuelve a la competición en la que el año pasado tuvo un estreno brillante. En el ambiente se nota que los jugadores están deseando que la Champions eche a andar. Las satisfacciones del año pasado dejaron buen sabor de boca y quieren repetir. Si algo se recuerda es que una mala noche se paga muy caro, como les sucedió en Leeds, y todos tienen la lección bien aprendida. Por eso, ya no se fían ni del Lille, un rival modesto sin mucho historial, pero que se ha colado en la Champions eliminando al Parma.

El Lille asume el mismo papel que tenía el año pasado el Deportivo en esta competición, un equipo humilde que viene a probar suerte, aunque su trayectoria es de menor categoría ya que regresó a la Primera francesa en la temporada 99-00, después de tres campañas en Segunda. Los franceses ya se han colgado el cartel de víctimas, pero el Depor está aleccionado contra los lobos con piel de cordero.

La ambición del equipo gallego ya no conoce límites y el presidente Lendoiro dijo en una entrevista a este periódico que el Deportivo podía ser campeón de Europa en los próximos tres años. El primer obstáculo de esta carrera es el Lille, presumiblemente el más flojo de los tres rivales, ya que Manchester y Olympiakos completan el grupo.

Irureta, amigo de no vender la piel del oso antes de cazarlo, ya ha inculcado a sus hombres los peligros del Lille: el juego aéreo y la seriedad defensiva. El técnico, que ya ha puesto en marcha su política de las rotaciones, recupera a Mauro y a Djorovic. El ataque volverá a ser una incógnita. Tristán, Makaay y Pandiani se reparten las posibilidades.