CONDUCCIÓN

La DGT explica los cuatro motivos por los que te puedes quedar 'tirado' en la carretera

Antes de salir de viaje debes revisar los neumáticos, la batería, los ‘picazos’ que tengan los cristales, y el alternador como elementos básicos de seguridad.

conducir
as.com

Emprender un viaje es algo muy sencillo, pero conviene revisar algunos puntos del coche para que no te pille por el camino un problema inesperado. Y es que, según la DGT, son 4 los puntos clave que siempre debes revisar: 

Según crece la antigüedad del vehículo, los conductores realizan menos revisiones, según la DGT. Así, en los coches nuevos esta cifra es del 8,6%; sube al 16,8% en coches de 6-10 años; al 23,8%, en los de 11-15; y es del 27,3% en los de más de 15 años.

Además, como un 2% de los vehículos nunca pasa revisiones –“más de 550.000” según DUCIT– y un 20% las pasa con menor frecuencia de la debida, “casi 7 millones de vehículos estarían circulando con un mantenimiento incorrecto”, concluye dicho observatorio.

Y es que aunque creas que no sabes de coches, o que no sabes de motor, debes tener en cuenta esta lista si ya estás pensando en unas vacaciones.

Lo que debes revisar antes de un viaje

  • La dirección: revisa si nota holguras, ruidos, vibraciones, dureza anormal al girar o desgaste irregular en neumáticos. 
  • Frenos: revisa las pastillas/zapatas, discos y nivel de líquido de frenos.
  • Suspensión: su deterioro es imperceptible; pero de ella dependen la estabilidad y capacidad de frenado. 
  • Neumáticos: comprueba la profundidad del dibujo (1,6 mm), deformaciones, desgaste irregular y presión (en frío).
  • Luces: Revisa tanto los intermitentes como el alumbrado: deben estar en perfecto estado y bien regulados.
  • Batería: no olvides revisarla si hay problemas al arrancar o ves sulfatados los bornes: se encarga de dar vida a todos los elementos eléctricos del vehículo. 
  • Niveles y filtros: Revisael nivel del líquido de frenos, limpiaparabrisas, aceite... y también la tensión de las correas y el estado de los filtros de aceite, aire y polen. 
  • Aire acondicionado: Si enfría poco o se oyen ruidos al conectarlo, mande revisarlo: además de aportar confort, disminuye la fatiga, lo que repercute en la seguridad. 
  • Lunas: si enfría poco o se oyen ruidos al conectarlo, manda revisarlo: además de aportar confort, disminuye la fatiga, lo que repercute en la seguridad.
  • Inyección: Ante aumentos del consumo, tirones al arrancar o en marcha, haga revisar el sistema de inyección (carburación en coches antiguos). Se evitará sustos.

Conducir en verano: lo que debes saber

Aunque sea a por pan, está prohibido conducir descalzo o en chanclas.

No se puede conducir sin camiseta.

Si eres conductor de moto, debes ir protegido desde los pies, con calzado adecuado, pasando por un pantalón con protecciones, chaqueta y el casco.

Llevar ropa cómoda y unas buenas gafas de sol es clave, más cuando es posible que estés en un atasco un buen rato.

Tener agua a mano es indispensable, así como algo de comida, como aperitivos con sal, para afrontar posibles bajadas de tensión o golpes de calor. Siempre es buena idea que lleves sandwiches, linterna, cargador, un jersey... por lo que pueda pasar.