CORONAVIRUS

El gran virólogo alemán pronostica cómo será el verano

Christian Drosten suele ser pesimista a la hora de valorar la evolución de la pandemia en el futuro, pero en esta ocasión ha sorprendido cambiando su tono.

Christian Drosten virólogo Alemania predice verano coronavirus
ANDREAS GORA EFE

De entre las voces autorizadas de cada país para dar su opinión, en base a la información que puedan manejar, acerca del futuro de la COVID-19 en diferentes épocas del año, una de las más respetadas es Christian Drosten, el gran virólogo alemán, referencia en su país. Este se caracteriza por dar vaticinios pesimistas, pero ahora se encuentra en otro punto.

Casi siempre suele acertar en la evolución del coronavirus, y eso que por norma general suele mantener la calma, pero al ser preguntado sobre el verano en el medio alemán ZDF, se ha mostrado sorprendentemente positivo. Para él, al menos en su país, serán meses “bastante buenos”. “Creo que para junio realmente veremos efectos que se pueden atribuir a la vacunación por primera vez”, añade.

Aunque para rebajar la posible alegría por sus palabras, ha advertido que es “demasiado pronto” para que se produzca una “euforia total”, de manera que hay que seguir actuando como hasta ahora para que se cumplan sus predicciones.

¿Cómo serán las vacaciones?

Si serán unos meses mejores que los anteriores, la gran duda que tienen los ciudadanos es cómo serán los meses de julio y agosto en cuanto a libertad y tranquilidad para poder tener unas vacaciones cercanas a la normalidad.

Y ante eso, Drosten ha dicho se podrán hacer de nuevo muchas cosas al aire libre o que habrá la opción de reunirse con amigos. Ha puesto el ejemplo de Inglaterra, donde ya es habitual reunirse con los demás en espacios exteriores, gracias a sus altas tasas de vacunación.

Así expone su tesis de cara a los dos meses mencionados: “De modo que, por supuesto, se puede permitir mucho de nuevo, especialmente al aire libre. Entonces estaremos donde están ahora los ingleses. Ahora tenemos una cuota de vacunación considerable en Inglaterra. Allí es así: fuera puedes reunirte con dos hogares. Pero esto también significa que volver a comer al aire libre es posible. Y eso se hizo bien en Inglaterra (…) No seremos engañados de nuevo y ni tendremos que volver al encierro. Y es por eso que tenemos un poco más de cuidado. Y solo tenemos que esperar más porque no estamos tan lejos con nuestro progreso de vacunación”.

Una consideración distinta para otoño

Al ser cuestionado acerca de si se avecina otra oleada de contagios, por ejemplo en otoño, cree que es una situación diferente: “En otoño estaremos tan lejos en Alemania que se vacunará a gran parte de la población adulta. Luego, en primer lugar, existe esta idea de inmunidad colectiva. Creo que tienes que decir: la inmunidad colectiva solo significa que esta propagación incontrolada ya no ocurre. Entonces, si no haces nada, explota. Eso no volverá a suceder entonces”.

“Pero eso no significa que la enfermedad ya no se transmita o haya desaparecido por completo. Eso significa que todavía habrá personas en la población que no están vacunadas. Y corren un riesgo total de infectarse”, matiza, siempre insistente en que es fundamental que no haya relajación.

Para esa época del año ha destacado que será fundamental cómo avance el proceso de vacunación, por ejemplo incluyendo ya a los niños: “Creo que es muy bueno que resulte que realmente podamos vacunar a los niños mayores de doce años, que las cosas van tan bien con las vacunas. Ahora hay que hacer estudios con los niños más pequeños, ya están en marcha”.