SAN ISIDRO

San Isidro en Madrid: origen, significado, quién era y por qué se celebra el 15 de mayo

De pocero mozárabe a patrón de la tierra del agua, te contamos la historia del labrador del siglo XI que fue santo sin ser de origen eclesiástico o noble.

San Isidro en Madrid: origen, significado, quién era y por qué se celebra el 15 de mayo
as.com

El Madrid mozárabe del siglo XI tenía a un joven pocero, zahorí, labrador, hijo de Pedro e Inés, que vivía en la zona de San Andrés, lo que hoy es el Barrio de La Latina. Castizo desde la cuna.

El joven Isidro viajó a Torrelaguna donde conoció a su mujer, María Toribia, la cual también sería santa y conocida como María de la Cabeza. Y es en la vejez cuando el Isidro que encontraba agua donde nadie más lo hacía, se convirtió para todos en algo más. En el Códice de San Isidro solo se detallan cinco de sus milagros, aunque otros libros hablan de más de 400. No fue beatificado San Isidro hasta el siglo XVII, y lo que nos ha llegado es una mezcla de leyenda e historia.

Isidro nació en torno al año 1082, poco antes de que Madrid pasara a manos cristianas, y lo hizo en el Mayrit musulmán. Agricultor, como todos, se buscaba la vida como podía. Su conocimiento de la tierra, de la manera de encontrar agua, incluso otros "milagros" relacionados con las familias, le dio toda su fama. 

Por qué es tan importante San Isidro

Por sus milagros relacionados con el agua en época donde la tierra, más si cabe que ahora, era clave para sobrevivir. En la época, los musulmanes se establecieron en el centro de la meseta por su abundante; los visigodos ya documentaron el enorme acuífero que atraviesa el subsuelo madrileño.

El documento más antiguo y casi el único donde podemos conocer la vida de San Isidro es el denominado “Códice de Juan Diácono”, un texto anónimo de 25 hojas de pergamino agrupadas en tres cuadernos escritos en latín medieval que narran una relación de milagros. Fechado en 1275, es un documento con relatos orales de testigos contemporáneos al cronista y, por tanto, cuenta con poca precisión los hechos.

Pero, según estos testimonios, el tipo de milagro más abundante de entre los 400 que se le achacan es encontrar agua incluso en las zonas más difíciles. Como prueba de ello, hizo brotar un manantial de un campo seco en una ocasión con solo un golpe de báculo, justo en un año que Madrid vivió una intensa sequía.

El actual Barrio de la Latina, donde nació el joven Isidro.

Otros milagros reseñables:

-salvó a su hijo único que había caído en un profundo pozo

-permitió a su esposa María pasar a pie sobre el río Jarama para librarse de los rumores infidelidad que contra ella habían lanzado

Falleció en el año 1172 y su cadáver se enterró (supuestamente) en el cementerio de la Iglesia de San Andrés, dentro del arrabal donde había nacido.

Uno de sus milagros póstumos más famosos fue el de guiar (junto a otros santos) a las tropas castellanas en la victoria de Las Navas de Tolosa contra el ejército Almohade. Por ello, el Rey Alfonso VIII levantó una capilla en su honor en la iglesia de San Andrés y colocó su cuerpo incorrupto en la llamada arca mosaica.

La urna de plata donde descansan los restos de San Isidro.

Por qué el 15-M

El 15 de mayo es la fecha en la que el cuerpo de San Isidro fue trasladado a la Iglesia de San Andrés, donde acabó descansando en el altar mayor de la Colegiata de San Isidro. Cuenta además con una urna de plata donde descansan sus restos ya que “ayudó” de manera póstuma en 1691 a la reina Doña Mariana de Neoburgo a sobrevivir a una enfermedad causada por sus médicos mientras intentaban que se quedara embarazada.

También coincide la fecha con la revisión que hizo el Papa Paulo V de las costumbres de la Iglesia tras el Concilio de Trento, cuando decidió beatificar a San Isidro en 1619 y decretó que la fecha de su festividad fuera el 15 de mayo.