ACTUALIDAD

Declaración de la Renta: ¿qué significan los resultados negativo o positivo?

Una vez completados los datos en el borrador de la declaración, la última página revelará el resultado, que indica si debe pagar el contribuyente o Hacienda.

Declaración de la Renta: ¿qué significan los resultados negativo o positivo?
GETTY IMAGES

Este miércoles 7 de abril se abre el plazo de presentación de la Declaración de la Renta 2020-2021 a través de la página web de la Agencia Tributaria. Además, se podrá realizar por teléfono a partir del 6 de mayo y de forma presencial desde el 2 de mayo. El plazo límite para presentar la declaración a través de cualquier modalidad será el 30 de junio.

Una de las grandes preocupaciones de los contribuyentes que deben realizar la Renta estos días es saber si el resultado del ejercicio fiscal le va a salir a pagar o a devolver. Todo depende de las circunstancias personales de cada uno. Tras rellenar todas las casillas necesarias en el borrador de la declaración, el resultado saldrá en positivo (+) o en negativo (-), lo que indicará si debemos abonar dinero o si se nos devolverá algo.

Qué significa cada resultado y cómo se calcula

Tal y como explica la Agencia Tributaria, el programa calculará la cuota diferencial y el resultado de la declaración. La cuota diferencial será la diferencia entre el importe consignado en las casillas 537 y 549. De obtenerse una cantidad negativa, el importe de la casilla 550 aparecerá precedido del signo menos (-).

Por su parte, el resultado de la declaración será el producto de la siguiente operación: casillas ([550] - [551] + [552] - [562] + [563] - [575] + [576] - [589] + [590] - [591] + [592]). En caso de que el resultado que obtenido salga en positivo, tendremos que pagar ese importe indicado a la Agencia Tributaria y será cobrado automáticamente de la cuenta bancaria indicada en el modelo. En cambio, si sale negativo, será Hacienda quien tenga que ingresar al contribuyente la cantidad que resulte a su favor.

Hacienda cuenta con un plazo de seis meses para pagar la cantidad consignada a los contribuyentes, a contar desde el día que termina el plazo para presentar la declaración, es decir, desde el 30 de junio. Durante ese periodo, la entidad evaluará y realizará las gestiones necesarias para comprobar que no hay ningún error