Síguenos

KAYAK

Dos kayakistas tienen el susto de su vida con orcas y un tiburón

Un pescador en kayak y un simple aventurero han tenido estos días los encuentros de sus vidas con un gran tiburón blanco y un grupo de orcas.

0
Dos kayakistas tienen el susto de su vida con orcas y un tiburón
YouTube

Los encuentros con animales son habituales en los deportes acuáticos, especialmente en la costa oeste de los Estados Unidos. Bien porque hay más gente en el agua que en otros sitios, bien porque las condiciones son perfectas para algunos de los grandes depredadores marinos, los encuentros con tiburones y orcas son algo habitual. En los últimos días se han producido dos que ya han corrido como la pólvora por las redes sociales.

Que vienen las orcas

Las orcas son de los animales más fascinantes del planeta y, aunque son un gran depredador marino, no hay registro alguno de ningún ataque mortal de este animal a un humano desde que se recopilan este tipo de datos. A pesar de ello, ver las aletas de un grupo de este mamífero acercándose al pequeño kayak con el que alguien navega no debe ser una experiencia "tranquila". Una vez pasada y sin problemas se convierte en uno de los momentos más alucinantes de la vida de quien lo ha vivido, pero en ese momento seguro que los nervios están a flor de piel. Habría que preguntárselo a Kevin Godfrey, que es quien protagoniza este vídeo grabado en Eld Inlet, en Olympia (Washington, Estados Unidos).

Un curioso tiburón blanco

"Estaba yo poniendo cebo a mi caña cuando vi a un gran tiburón blanco nadando bajo mi kayak. Estuvo dando vueltas en círculo alrededor de mi embarcación durante un par de minutos hasta que se fue tranquilamente. Ha sido una de las mejores eperiencias de mi vida. Afortunada también. Y la pude grabar desde diferentes ángulos", explica el protagonita de Fisherman's Chronicles, el canal de YouTube en el que se puede ver este vídeo de un encuentro de un kayak con un tiburón blanco. Está grabado un poco más al sur que el de la orca, en la Costa Central de California (Estados Unidos). Aunque el pescador parece muy tranquilo y puede hacer poco más que grabar el encuentro, seguro que hubiera preferido tener un kayak o una embarcación más grandes que el tiburón blanco y no del mismo tamaño. Básicamente porque los tiburones sí han atacado de manera mortal a personas. No son su objetivo, pero las confusiones de kayaks o tablas de surf con sus presas (focas) o la percepción de pescadores o buceadores como competencia para comer sí que han provocado más de un ataque.