Síguenos

SKATE

El mejor skater español reta a Sergio Llull y le pone en apuros

Danny León enseña a patinar al jugador de baloncesto del Real Madrid en una pista callejera y acaban enfrentándose en un 1vs1 con final apretado.

0
El mejor skater español reta a Sergio Llull y le pone en apuros
YouTube

Danny León y Sergio Llull comparten equipo. El de atletas españoles de Red Bull, porque Danny es del Atlético de Madrid y Sergio del Madrid. Pero se llevan bien y en las últimas semanas, el mostoleño ha retado al menorquín a través de las redes sociales con canastas en un skatepark indoor mientras patinaba, a lo que el de Mahón le dijo de quedar un día y enseñarle cómo iba lo del baloncesto.

Dicho y hecho. Danny León se presentó en una cancha rándom de Madrid para encontrarse con Sergio Llull. Tras descubrir el nuevo sabor de Red Bull para el verano, lo primero que hace el jugador de baloncesto es probar el patín. "Lo he probado, pero soy muy negado para estas cosas. Además mido 1,90 y tengo un 48", dice, a lo que Danny le responde "joder, es que te salen los pies". Tras un pequeño desplazamiento, la aventura con el skate acaba allí: "Este es el mejor truco que me veréis". Luego le enseña a frenar y pasan al basket.

Ya en baloncesto, Llull le enseña al skater español los conceptos básicos para tirar a canasta (los pulgares en forma de T, por dónde ver la canasta, etc). Luego unas cuantas imágenes de acción amenizan el vídeo. Incluye un Ollie con un triple de Danny o una canasta de Llull con Flip del skater.

Tras ello toca hablar brevemente de la carrera del de Menorca: "Empecé con 5 años y con 15 hubo un partido que metí 71 puntos, fue una pasada. Salió una noticia y me fichó el Manresa, donde estuve 4 años y con 19 ya me fui al Madrid. En total llevo 18 años como profesional". Los mismos que Danny León patinando.

El vídeo acaba con un 1vs1 entre Sergio Llull y Danny León que empieza con el mostoleño tocado por una varita. Tras fallar estrepitosamente toda la mañana, mete tanto una de 2 como un triple que dejan descolocado a Llull. Al final, el menorquín acaba ganando, pero confiesa que "me has hecho esforzarme para ganar. No me gusta perder a nada".