Síguenos

SURF

Los drones, posible solución a polémica de medir olas gigantes

La empresa HenetWave asegura haber encontrado un mecanismo rápido y objetivo de medición para la espectacular disciplina del surf de olas gigantes.

0
Los drones, posible solución a polémica de medir olas gigantes
Henet

El tema del tamaño de las olas es conflicitivo en el mundo del surf. Especialmente cuando se habla de olas gigantes y debido a la subjetividad de los sistemas de medición. Ahora mismo no hay uno mejor que otro, simplemente hay uno que es el que usan Guinness World Records y World Surf league que está aceptado. Pero también es subjetivo y han tardado nada más y nada menos que 18 meses en certificar el récord de Sebastian Steudtner del pasado 29 de octubre del 2020 en Nazaré (Portugal), con el swell del huracán Epsilon.

No hay Récord Guinness que se tarde tanto en verificar. Y no parece sostenible aguantar esta situación en la que están certificando una plusmarca y mientras, otros tantos surfistas y expertos en olas u oceanografía dicen que otros lo han batido. Especialmente si desde el Atlántico Norte siguen llegando marejadas como las de este invierno y que han hecho romper auténticas olas gigantes en Praia do Norte, donde rompe la mayor ola del mundo.

Es en este contexto en el que nace una nueva startup de drones que asegura haber encontrado la solución. Teddy Allen, científico, surfista y cofundador de Henet, lo explica así: "Muchas veces leo que alguien ha surfeado una ola de 21 metros y otro dice que de 22; sinceramente, creo que con los métodos de medición subjetivos no se puede diferenciar un metro en una ola de 20 metros. Llegados a este punto hemos querido desarrollar una tecnología para intentar obtener un método objetivo de medición de olas gigantes".

Ese método sería un dron que ejerce de boya aérea. Lo estuvieron probando durante el épico swell del pasado 25 de febrero en Nazaré, con el que algunos surfistas se han ganado nominaciones a los Red Bull Big Wave Awards. Parece que los tests fueron bien, a pesar de la dificultad de llevar a cabo su sistema en una ola como la portuguesa, que a diferencia de otras como Jaws o Mavericks, mueve su pico en hasta 100 metros según el momento.

De momento todavía no se puede decir que hayan logrado un método objetivo de medir olas gigantes y no otro método subjetivo más. Pero parece que van en la buena dirección. Si lo llegaran a conseguir, afirman que podrían ofrecer datos en tiempo real, lo cual añadiría un plus a las competiciones de surf de olas gigantes. Aunque siempre quedará espacio para la opinión, que o se asusten los opinólogos oficiales: todavía se podrá debatir sobre desde qué punto y hasta cuándo ha surfeado el surfista, lo profundo que lo ha hecho, etc.