Temas del día
Síguenos

Surf

"En Nazaré nunca sabes cuándo puede morir uno de tus amigos, es parte del juego"

Kai Lenny repasa en un nuevo capítulo de Life of Kai su victoria entre las olas gigantes del Nazaré Tow Surfing Challenge de la WSL.

"En Nazaré nunca sabes cuándo puede morir uno de tus amigos, es parte del juego"
YouTube

Life of Kai es la webserie de Red Bull Media House que repasa la vida de uno de los referentes del surf de olas grandes: Kai Lenny. El surfista hawaiano vivió en 2020 uno de sus años más gloriosos y, dentro del mismo, destaca su participación en el campeonato del mundo de surf tow-in disputado en Nazaré (Portugal), donde rompe la ola más grande del mundo.

En el quinto episodio de la serie, Lenny cuenta cómo fue dicha experiencia. Desde el viaje de Maui a Lisboa a los momentos previos con el que será su pareja en el evento, Lucas 'Chumbo' Chianca, con quien formará el equipo 'Young bulls' (los dos son riders jóvenes de Red Bull). 

Tras explicar cómo funciona el campeonato, hablar un poco del ángel de la guarda de los surfistas -Lino Bogalho- y de la importancia de la estrategia (no os engañéis, el surf no es coger olas sin más), afirma que en Nazaré "todo puede pasar". Especialmente cuando le advierten de que hace 10 años que no se ve romper con tal virulencia a la ola. Y así es:

Como habréis visto, en la sesión pasa realmente de todo. Empezando por un 360 inédito en una ola de tales dimensiones que acaba en un wipeout que le pone a tono. Y siguiendo por "una de las mayores olas que se han visto en toda la historia", de unos 70 pies (más de 20 metros), que a la postre le valdrá los títulos de "mejor ola del campeonato" y "mejor equipo".

Pero cuando decimos que ocurre de todo es porque también está a punto de morir uno de sus mejores amigos, Alex Botelho, que sufre un terrible accidente al ser atrapado junto a Hugo Vau y el jet ski entre dos olas gigantes. "En mi cabeza sabía que había un 50% de posibilidades de sobrevivir. Nunca sabes cuándo puede morir uno de tus amigos en Nazaré. Es parte del juego y le puede pasar a cualquiera. Pero entrenamos para esto y si alguien puede superarlo es esta gente", decía para acto seguido afirmar que gracias a los servicios de emergencia se salvó.

El clip acaba con la entrega de premios, que nos recuerda que ese año también triunfó en los WSL Big Wave Awards con la mejor ola del año y mejor actuación general. "Estoy en el camino correcto, preparado para seguir empujando el surf de olas grandes al siguiente nivel", concluye.