Síguenos

Skate

La lesión de Tony Hawk en los dedos que pone los pelos de punta

El legendario skater estuvo patinando en una mítica piscina vacía de la cual subestimó su peligrosidad y su hijo acabó llevándole al hospital.

La lesión de Tony Hawk en los dedos que pone los pelos de punta
Instagram @tonyhawk

"Me acaban de llegar las radiografías de mis dedos. Me tuvieron que cortar el anillo de matrimonio para la intervención que me los pondría en su sitio. Todavía están adoloridos, rígidos, hinchados, pero siguen siendo funcionales. Y todavía amo mi trabajo". Así contaba Tony Hawk en Instagram el último capítulo de una serie de posts sobre una lesión que ha sufrido hace unos días.

La radiografía:Este era el aspecto de los dedos -y el anillo- de Tony Hawk en las pruebas que le hicieron.

La lesión se produjo el fin de semana. Gracias a Ozzie y Junto a su hijo mayor (Riley) y su amigo Chris se fueron a patinar una piscina vacía mítica. Era algo especial, ya que por los gustos diferentes que tienen y lo ocupados que van últimamente intentando elvantar sus negocios, los Hawk no suelen ir a patinar juntos.

Imágenes de la sesión:Tony y Riley Hawk, Ozzie y Eddie Elguera en el pool.

En la sesión también estaba Eddie Elguera (un héroe de la infancia de Hawk), por lo que allí estuvieron 3 generaciones del skate patinando y pasándolo bien. Hasta que Tony Hawk probó un Bs Smith como preparación para un Bs Blunt y de repente se encontró en el suelo con sus dedos yendo en distintas direcciones. El resultado es escalofriante:

Así quedó la mano de Tony Hawk:Imágenes de justo después de caer y en la entrada del hospital.

Riley le llevó al hospital y allí le dijeron que tenía muy mala pinta, así que le atendieron de urgencia, le hicieron las pruebas pertinentes y le intervinieron. "Que te jod*n 2020. Pero gracias Dr Cho por devolverme los dedos al sitio que les corresponde", decía en un último post en el que también explicaba que "como pro skaters aceptamos que la lesiones son inevitables y que la perseverancia es la clave del éxito, pero lesionarse duele, especialmente a mi edad".