Síguenos

Surf

Accidente en Nazaré: una ola gigante manda a Alex Botelho al hospital

Tremendo susto del surfista portugués a falta de pocos minutos para que acabara el primer campeonato del mundo de surf tow-in en la ola más grande del mundo.

Accidente en Nazaré: una ola gigante manda a Alex Botelho al hospital
Facebook WSL

El Nazaré Tow Surfing Challenge empezó este martes a primera hora de la mañana con olas que iban desde los 12 a los 20 metros de altura. Era el primer campeonato del mundo de surf tow-in -arrastrados por motos de agua- de la historia, en la ola que posee el récord del mundo de la más grande jamás surfeada.

10 parejas de surfistas (jet ski y surfista) disputaron 6 mangas de una hora de duración con 5 parejas e iban intercambiando papeles. Con numeroso público en el faro y en los acantilados que limitan la ya famosa Praia do Norte... se vieron auténticas locuras que ya han empezado a ver la luz en redes sociales en forma de fotos y vídeos.

Sin embargo, tras más de 6 horas de streaming en los que todo había ido perfecto, la WSL cortaba la retransmisión a pocos minutos de finalizar la última manga. Luego la retomarían anunciando el final del Nazaré Tow Surfing Challenge con imágenes de un surfista siendo atendido en la playa.

El surfista en cuestión era el portugués Alex Botelho. Según se ha podido ver posteriormente, una vez Botelho estaba 'fuera de peligro', el surfista sufrió un wipeout en una de sus olas y su jet ski, Hugo Vau, acudió al rescate. Huyendo de la ola que les perseguía, una contraola les hizo volar y golpearse con la moto de agua. En este impás, Botelho quedó inconsciente y una nueva serie de ola les pasó por encima.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de World Surf League (@wsl) el

Después, los servicios de emergencia se pusieron en marcha inmediatamente, tal y como se aprecia en el vídeo difundido por la WSL. Así rescataron con éxito a Alex Botelho, le sacaron del agua, le reanimaron y lo mandaron al hospital Santa Maria de Lisboa, donde permanece "estable y en observación". Menudo susto.