Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Joventut Badalona JOV

78

Movistar Estudiantes EST

76

FINALIZADO
Casademont Zaragoza ZAR

84

Retabet Bilbao BLB

61

FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

87

San Pablo Burgos BUR

74

Liga Holandesa
EN JUEGO
Utrecht Utrecht UTR

3

PSV PSV PSV

0

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Ajax Ajax AA

2

FINALIZADO
AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

2

Heerenveen Heerenveen HEE

4

FINALIZADO
Twente Twente TWE

0

Willem II Willem II WII

1

FINALIZADO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

0

Vitesse Vitesse VIT

4

Síguenos

Surf

Un tiburón ataca a un surfista que le había aterrizado encima en una ola

Donald Walsh estaba surfeando en New Smyrna cuando, tras un aéreo, acabó subido a lomos de un tiburón blanco. Un susto que, por suerte, quedó en algunas heridas.

Un tiburón ataca a un surfista que le había aterrizado encima en una ola
Fox News

Aterrizar encima de un tiburón blanco y vivir para contarlo no es algo que se suela ver todos los días. Esto es lo que le pasó al surfista Donald Walsh que, después de realizar un aéreo de kilo a bordo de su tabla de surf, acabó aterrizando en los gelatinosos lomos de un tiburón blanco. El escualo, asustado, decidió contraatacar para deshacerse de la “supuesta” amenaza con un mordisco que, afortunadamente, quedó en un susto y algunas heridas.

Por suerte para Walsh, la mandíbula del sorprendido escualo tan solo le “rozó” una pierna y parte de la mano dejándole unos cortes de lo más feos, un buen charco de sangre a su alrededor y una experiencia que, seguro, no olvidará jamás. Algo que, sin lugar a dudas, no todo el mundo puede llegar a contar pues la mordedura de un tiburón de estas características puede llegar a ser terriblemente mortal.

Los hechos tuvieron lugar en la emblemática playa de New Smyrna, cerca de Orlando, Estados Unidos, también conocida como la capital mundial de los tiburones, cuando este surfista de 40 años estaba rematando la última sesión del día. Ya con la luz del atardecer en el horizonte, Walsh se marcó un aéreo para acabar “cabalgando” encima de un tiburón blanco de casi dos metros de largo.

Y es que el calificativo de este enclave no es para nada en vano. Esta es la cuarta incidencia con un tiburón en esta paradisíaca playa atlántica en lo que va de año. Un hecho que deja latente que hay que tener mucho cuidado cuando se surfea en los hábitats naturales de los tiburones, pues no todos los “locals” dan buenas recibidas en este peligroso enclave. ¡De locos!