CICLISMO | LIEJA-BASTOÑA-LIEJA

Pogacar le pasa la factura de la Lieja de 2020 a Alaphilippe

El esloveno conquistó su primer monumento por delante del francés. Gaudu, tercero. Valverde, en su 41 cumpleaños, acabó cuarto, con los mejores.

0
Pogacar le pasa la factura de la Lieja de 2020 a Alaphilippe
Movistar

Tadej Pogacar le pasó la factura de la Lieja de 2020 a Julian Alaphilippe. El año pasado, el campeón del mundo se coronó (en el peor sentido) en los últimos metros. Primero, una maniobra irregular privó al esloveno de disputar el esprint. Después, celebró antes de tiempo y Primoz Roglic le levantó la cartera. En este 2021, Pogacar batió a Alaphilippe de manera contundente para conquistar su primer monumento y colocarse como pichichi del curso, con seis dianas. El cajón lo completó David Gaudu, tercero. En su 41 cumpleaños, Alejandro Valverde cerró su semana favorita con un cuarto puesto, tras concluir quinto en la Amstel y tercero en la Flecha Valona. Casi nada semejante rendimiento a su edad. Normal que se replantee su continuidad una temporada más, hasta 2022.

El murciano posee el récord de dobletes Flecha-Lieja, con tres (2006, 2015 y 2017). Alaphilippe aún no se ha impuesto en Lieja y ostenta tres Flechas Valonas, lo que ofrece una idea de la magnitud de sus éxitos. En una fecha tan especial, Valverde buscaba su quinta Lieja-Bastoña-Lieja, lo que significaba empatar con Eddy Merckx a trofeos en La Decana y en el tríptico de las Ardenas. No pudo. Entró primero en el kilómetro final, con cuatro perros de presa a su espalda. Mal. A pesar de acelerar a 250 metros, no le alcanzaron las fuerzas y le remacharon Pogacar, Alaphilippe y Gaudu. Woods, quinto, fue el autor del movimiento decisivo en La Roca de los Halcones, tras la caza de Richard Carapaz (descalificado posteriormente por posición ilegal) y después de que el UAE tensara para Hirschi y Pogacar con Formolo. Roglic, defensor del título, no resistió tantas embestidas.

El Ineos se puso serio en La Redoute, a 35 kilómetros del desenlace. Tao Geoghegan Hart, campeón del Giro de 2020, redujo el grupo de favoritos a un puñado de elegidos: sus compañeros Carapaz, Adam Yates y Kwiatkowski, más Valverde, Pogacar, Roglic, Woods o Schachmann. No se metió en ese corte Alaphilippe. Sin embargo, el equipo británico pasó de dominar la Lieja a quedarse sin nadie en el instante decisivo. Valverde, al contrario que en la Flecha Valona, permaneció siempre atento en cabeza. Pero no bastó ante el poderío de sus herederos en las Ardenas. Pogacar, a los 22, tiene todo el futuro por delante.

En la cita femenina ocurrió algo similar. Annemiek van Vleuten, la campeona de Europa, atacó en las rampas de Boncelles, a unos once km de la meta, pero no consiguió despegar a Vollering, Longo Borghini, Niewiadoma y Van der Breggen. Demi Vollering, la más rápida de las cinco, cumplió al superar a Van Vleuten, segunda, y Longo Borghini, tercera. Aunque la jefa del Movistar lanzó el esprint desde lejos, como Valverde, su compatriota neerlandesa, de 24 años, le rebasó con autoridad para conquistar su primer monumento. Ley de vida.