CICLISMO | ALPES Y VAR

Brambilla tumba a Woods y a la armada del Groupama

El italiano fue el mejor en la última etapa de Alpes y Var, y consiguió llevarse la general con cinco segundos de renta sobre el canadiense.

Brambilla tumba a Woods y a la armada del Groupama
Trek

Una valiente estrategia del Groupama, que buscó la general de los Alpes Marítimos y Var con Molard y Madouas, y una escapada de mucho nivel, con nombres como Brambilla, De la Cruz, Geoghegan Hart, Gorka Izagirre o Vuillermoz, puso contra las cuerdas al Israel, que defendía el maillot amarillo de Michael Woods. Por delante tiraba Armirail en favor de Molard y Madouas. Por detrás, Dan Martin y Neilands para Woods. Pero al final, ni los unos ni el otro. El más listo y el más fuerte, Gianluca Brambilla, se llevó la última etapa y la general… aunque se recreó en la celebración y casi le cuesta el título: sacó únicamente cinco segundos a Woods.

El italiano del Trek, de 33 años, no ganaba desde la histórica jornada de Formigal en La Vuelta de 2016, cuando la ronda se decantó del lado de Nairo Quintana frente a Chris Froome. En sus declaraciones explicó por qué no apretó hasta cruzar la línea de Blausasc: “No sabía el tiempo exacto ni me comunicaron las referencias correctas, creí que sólo aspiraba a la victoria parcial. Así que doble alegría”. Bauke Mollema, también del Trek, acabó tercero en la clasificación, a seis segundos de su compañero. La ambición del Groupama quedó en nada: Molard, cuarto; Gaudu, sexto; y Madouas, séptimo.

Cuando los gregarios reventaron, la carrera explotó en el Col de la Madone de Gorbio. Brambilla y Madouas se marcharon y a Woods le tocó responder en primera persona. La falta de entendimiento entre Woods, Fuglsang, Nairo, Gaudu y Mollema, que llegaron a la meta a tirones, después de mil ataques y contraataques entre ellos, dio alas a los fugados, aunque que no colaboraran Gaudu y Mollema, con opciones de triunfo por delante, era lo normal. Tras una trepidante e infructuosa persecución, Brambilla volvió a alzar los brazos. El Saint Michel continental no salió en la última etapa por un positivo en COVID-19.