Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

CICLISMO | GIRO DE ITALIA

Horrillo celebra diez años del accidente que cambió su vida

Horrillo celebra diez años del accidente que cambió su vida

El 16 de mayo de 2009, el entonces ciclista del Rabobank se salió en el descenso del Culmine di San Pietro y cayó por un precipicio de 80 metros.

El 16 de mayo de 2009, Pedro Horrillo volvió a nacer. Durante la octava etapa del Giro, el vasco se salió de la carretera en el descenso del Culmine di San Pietro y cayó por un precipicio de 80 metros. Le trasladaron en helicóptero, inmovilizado e intubado, al Hospital de Bérgamo. Allí le intervinieron y le mantuvieron en coma farmacológico debido a la gravedad de sus lesiones: traumatismo craneal, múltiples fracturas de costillas y vértebras, de rodilla y fémur, y un neumotórax que necesitó un drenaje tras perforar sus huesos astillados los pulmones.

Horrillo, ahora de 44 años, padre de dos hijos, charla con As sobre el accidente en su décimo aniversario: “Lo considero mi segundo cumpleaños y mi mayor acontecimiento, pero no desde un punto de vista negativo. Calculo en relación a esa fecha y me gusta decir que aquello se convirtió en la referencia y el punto de inflexión de mi vida. No sólo a nivel físico, ya que me dejó secuelas para siempre, como la ferrería que llevo por el cuerpo, sino también personal. Aunque no debería ser así y al principio era muy reacio a hablar de un percance tan grave, me ayudó a valorar más todo lo que me rodea”.

Por una “amnesia retrógrada”, Horrillo no recuerda nada del momento concreto: “Me explicaron cómo se paró la bici arriba y yo me despeñé por el barranco. Me golpeé con los árboles y las rocas. Al despertar no sabía que me dedicaba al ciclismo profesional, ni que me encontraba en el Giro, ni reconocí a mi familia cuando llegaron a Bérgamo. Después vinieron flashes respecto a la carrera y la amnesia se quedó únicamente en un susto a corto plazo”. Sergio Levi, el doctor que coordinó el rescate, describió la operación como “un auténtico milagro”: “Cuando nos topamos con él, no me lo creía. Respondió en italiano ‘Me chiamo Pedro’. Estaba atontado, pero consciente y no corría peligro”.

Sin embargo, el accidente acabó con la trayectoria deportiva de Horrillo: “Sobreviví, ¡qué importa lo demás! Aunque esa temporada terminaba mi contrato con Rabobank, alcanzamos un acuerdo verbal para renovar. Pese a que pretendieron respetarlo, no quise cargarles con esa responsabilidad moral cuando no me sentía en condiciones de rendir al máximo nunca más”. Diplomado en Filosofía, actualmente colabora con varios medios de comunicación, representa a marcas (Giant y Skoda) y trabaja como técnico en la Vuelta al País Vasco: “El trazado de la edición de 2019 lo diseñé para la organización”. Pero, sobre todo, disfruta de la vida, de los suyos y de la bicicleta: “Se trata de mi pasión. No dejé de montar en bici ni lo haré”.