TOUR DE FRANCIA 2017

Contador: "Me caí dos veces, hay que ver lo que tengo"

Tras dos caídas, el pinteño cedió en el Mont du Chat y entró a 4:19. "Ahora hay que replantear la carrera, las piernas no me respondieron".

Francia

Alberto Contador lo avisó por la mañana: “Alguno de los favoritos dirá adiós en esta etapa. No hay ninguna más dura en el Tour. Espero superarla para conservar mis opciones de terminar lo más arriba posible”. Después de dos caídas, una en el descenso de Biche y otra en la subida del Grand Colombier, y de ceder 4:19 respecto a Chris Froome en la meta de Chambery, le tocó al madrileño, entre otros aspirantes, despedirse de sus opciones en el Tour de 2017: “Una pena, poco más que añadir”.

Dolorido, fatigado y con bastante mala cara, Contador no ocultó su decepción: “Las piernas no respondieron. Cuando Majka se fue al suelo, le pasé por encima porque marchaba justo por detrás de él. Aunque intenté reponerme, un poco después me enganché con la bici de Nairo. Así que me siento frustrado en ese aspecto. Vamos a ver qué es lo que tenemos”. Preguntado por qué le sucedía, no quiso decir nada más: “Me parece secundario hablar sobre lo que me duele. Simplemente pasé un mal día. No estuve como debía. Con calma, comprobaremos qué hacer a partir de ahora”.

El Trek confiaba en su líder, y por eso mandaron en la escapada a Jarlinson Pantano y a Bauke Mollema: “El día anterior, camino de la Estación des Rousses, tuve que contenerme para no lanzar un ataque. No lo consideré necesario. Me encontraba con muy buenas sensaciones, y metimos a Jarlinson y a Bauke en la fuga para jugar nuestras bazas tácticas y ejercer de puente a una futura arrancada. Sin embargo, salió todo lo contrario. Los dos me ayudaron a minimizar las pérdidas y Mollema realizó un magnífico trabajo para que cediera menos”.

Compañero de habitación de Pantano, con el que sigue las series Narcos y Big Bang, Contador no sabe aún cómo replantearse la carrera, pese a que su rendimiento en el Dauphiné y en esta primera semana de competición transmitía dudas: “En función de lo que salga sobre si tengo lesiones o no, sopesaremos la estrategia. Pienso que completé una preparación adecuada, los datos me lo demostraron. Vine con la idea de ganar el Tour”. Desde la posición 12ª, a 5:15 del maillot amarillo, se antoja una misión inalcanzable.