CICLISMO

Así afrontan Valverde y Nairo la primavera de Movistar Team

El murciano disputará las Clásicas como preparación para el Giro. El colombiano competirá en Catalunya, País Vasco y Romandía para preparar el Tour.

Así afrontan Valverde y Nairo la primavera de Movistar Team
Fernando Villar EFE

Alejandro Valverde iniciará este sábado en la Strade Bianche que se disputa en Siena una temporada primaveral extraña para él. El ciclista murciano del Movistar Team volverá a participar en las Clásicas que tanto le gustan y que a la vez le servirán como preparación para afrontar su primer Giro de Italia (6-29 mayo). Si Valverde se dedicará casi en su totalidad a las Clásicas en la temporada de primavera, Movistar lleva para las pruebas por etapas a su otra baza potente, Nairo Quintana, que no defenderá el título de la Tirreno-Adriático de 2015 pero que se probará en otras pruebas exigentes para ponerse a punto en su preparación para el Tour de Francia (2-24 de julio).

Valverde arrancará su particular primavera en la Strade Bianche (5 de marzo), prueba en la que ha finalizado en tercera posición las dos últimas ediciones (en 2014 ganó Michal Kwiatkowski y la victoria en 2015 fue para Zdenek Stybar). La aventura primaveral del murciano continuará en suelo transalpino la próxima semana con la disputa de la Tirreno-Adriático (9-15 marzo), donde intentará conseguir el título que lograse su compañero Nairo Quintana el año pasado y donde volverá a competir después de hacerlo por primera y única vez hasta la fecha en el año 2002 en las filas del extinto Kelme-Costa Blanca.

Después de la Tirreno, Valverde regresará a la competición el 3 de abril en el Tour de Flandes. Sólo un español, Juan Antonio Flecha en el año 2008, ha subido al podio en toda la historia de la prueba. La siguiente competición que afrontará Valverde será la Amstel Gold Race (17 abril). Es la única gran clásica de muros que se le resiste al murciano, que finalizó segundo en las ediciones de 2013 y 2015, en esta última superado por el polaco Michal Kwiatkowski, y que quiere levantar por primera vez los brazos en la cima de la cota de Cauberg.

Después de "La Clásica de la Cerveza", Alejandro Valverde buscará su tercer triunfo consecutivo en la Flecha Valona (20 abril), tras alzar los brazos en el Muro de Huy en 2014 y 2015, y con anterioridad en 2006. Cuatro días más tarde, el murciano defenderá título en la Lieja-Bastoña-Lieja (24 abril), donde ya ha conseguido la victoria en tres ocasiones (2006, 2008 y 2015). En Lieja, Valverde pondrá el punto final a la primavera ciclista y se centrará en la preparación para su debut en el Giro de Italia.

Si Valverde es la baza de Movistar para las Clásicas, Nairo Quintana lo será para las pruebas por etapas. Quintana, que viene de ser cuarto en los Campeonatos Nacionales de Colombia, participará en la Volta a Catalunya (21-27 marzo), donde finalizó en cuarta posición en la general en el año 2013 (con triunfo de etapa en Vallter 2000) y quinto en 2014. El escalador colombiano también disputará la Vuelta al País Vasco (4-9 abril), donde ya se proclamó campeón en 2013 (victoria de etapa en la subida a Arrate incluida) y que finalizó en 2015 en quinta posición. Nairo Quintana cerrará su particular tríptico de primavera con la disputa del Tour de Romandía (26 abril - 1 mayo), prueba que ya disputó el año pasado y en la que consiguió terminar octavo en la clasificación general. La Volta, País Vasco y Romandía son tres pruebas que Nairo disputará como preparación para su gran objetivo: el Tour de Francia.

Movistar también peleará por el resto de pruebas de primavera, como la París-Niza (6-13 marzo) o la Milán-San Remo (19 marzo). Pese a que no compitan Valverde y Nairo en la prueba gala, el equipo telefónico buscará la victoria con corredores como Juanjo Lobato, Jesús Herrada o Ion Izagirre, que llega en un gran momento de forma tras su segunda posición en la general de la Vuelta al Algarve.