MUNDIAL PONFERRADA

Degenkolb: “Sueño con ganar el oro y aspiro a todo”

El alemán del Giant triunfó en la Vuelta al lograr cuatro victorias. Fue hospitalizado tras llegar a Santiago y se perdió la crono por equipos de Ponferrada.

Degenkolb: “Sueño con ganar el oro y aspiro a todo”
JAVIER SORIANO AFP

Hospitalizado en Frankfurt debido a una infección de los ganglios linfáticos nada más acabar la Vuelta (“Los tenía como pelotas de ping pong”, afirmó), John Degenkolb se perdió la crono por equipos con el Giant, pero aspira “a todo” en la prueba de fondo de mañana domingo: “Esta lesión no me impedirá conservar la buena forma”. Aunque se cayó en la séptima jornada de la ronda española, convivió “con el dolor” para llegar a Santiago.


El alemán se llevó cuatro etapas (suma nueve entre 2012 y 2014) y el maillot verde: “Me sentí realmente fuerte, con chispa en las piernas. Soy algo más que un sprinter, no un velocista puro, por eso me entusiasmó ganar tanto. Me dio confianza para el Mundial”. Degenkolb destacó la importancia de prepararse en la Vuelta para afrontar el asalto al arcoíris: “Tres semanas de competición a tope te otorgan un ritmo muy elevado. Se ha demostrado que conviene disputar la Vuelta para encontrarte al máximo en estos Campeonatos”.


Degenkolb, de 25 años, no esconde sus intenciones: “Mucha gente me ha dicho que el trazado se adapta perfectamente a mis condiciones, como también a las de Peter Sagan. Sin embargo, no puedes descartar a corredores del talento de Cancellara, Gilbert, Valverde o Nibali. Con tal cantidad de desnivel, debes permanecer atento en cabeza y apuntar a una volata un poco más reducida”. Plata (en 2010) y bronce (en 2008) en categoría Sub-23, ya rozó la medalla en 2012, cuando terminó cuarto tras Gilbert, Boasson Hagen y Valverde: “Sueño con el oro”.


Al margen del título mundial, a este potente todoterreno le motiva la primavera y completar la colección de victorias en las tres grandes: “De momento he vencido en el Giro y en la Vuelta, y me queda el Tour. Otra de mis ambiciones es conquistar el maillot de puntos de la ronda gala. No obstante, las clásicas quizá se traten de las carreras que me hacen más ilusión. Me gustaría verme en lo más alto en San Remo, Roubaix o Flandes”. Desde luego, hambre no le falta. En el circuito de Ponferrada buscará tachar su primer gran objetivo.